Los resultados financieros de Audi durante el primer semestre reflejan los problemas causados por la pandemia.
Los resultados financieros de Audi durante el primer semestre reflejan los problemas causados por la pandemia.

Los resultados financieros de Audi tras el primer semestre de 2020 muestran la influencia del coronavirus. En la primera mitad de este año, las entregas, la facturación y el beneficio operativo han sido inferiores al del año anterior. Aun así, Audi mantuvo un posicionamiento mejor que el mercado durante el segundo trimestre, con una caída del 22%, frente al 28%.


Arno Antlitz, Director Financiero de Audi AG, ha explicado:

“Los efectos de la pandemia del coronavirus también se reflejan en nuestros resultados financieros. Respondimos rápidamente a la pandemia y optimizamos nuestros gastos a corto plazo sin comprometer nuestros futuros planes en cuanto a nuevos productos. Comenzamos la segunda mitad del año con una sólida liquidez”.

La disminución de la demanda a nivel mundial y las interrupciones en la cadena de suministro llevaron a las fábricas de Audi en Alemania a la suspensión de la producción y a la reducción de los turnos de trabajo. Todas las factorías de Audi reiniciaron nuevamente la producción a finales de junio.

En la primera mitad del año 2020, la compañía entregó a los clientes de todo el mundo 707.225 vehículos Audi (2019: 906.180).

Por otra parte, la marca reaccionó con rapidez a la crisis. Gracias a la implementación de medidas digitales, como los concesionarios virtuales o el asesoramiento online, Audi y sus concesionarios siguieron en contacto con los clientes.

En el mes de junio, las entregas de Audi estuvieron sólo un 8% por debajo que en el mismo mes de 2019. Una recuperación también reconocible en los pedidos registrados a nivel mundial, ahora sólo ligeramente por debajo del nivel anterior a la crisis del coronavirus.

Resultados financieros de Audi y el e-tron

En la primera mitad del año, los ingresos del Grupo Audi fueron de 20.476 millones de euros.

Los resultados financieros de Audi en el semestre tuvieron un pilar importante en el e-tron. El buen comportamiento del Audi e-tron tuvo un efecto positivo en la facturación: a mediados de año, Audi había comercializado 16.898 unidades del SUV de propulsión eléctrica (2019: 9.444).

Esto convierte al Audi e-tron en el líder del mercado a nivel mundial entre los vehículos de propulsión cien por cien eléctrica de los fabricantes premium alemanes. Desde mayo de 2020, la marca de los cuatro aros también está lanzando de forma gradual el e-tron Sportback.

Al respecto, Antlitz ha añadido:

 “Nuestras decisiones estratégicas definirán la agenda para los próximos años, con el foco puesto en la electrificación y la digitalización de nuestra gama de modelos”

Las pérdidas operativas ascendieron a 643 millones de euros (2019: beneficio operativo de 2.300 millones). El beneficio operativo sobre las ventas ajustado fue de -3,1% (2019: +8,0%).

En el período de referencia, el beneficio del Grupo Audi antes de impuestos ascendió a 86 millones de euros (2019: 2.580 millones de euros). Esto incluye unos ingresos financieros de 836 millones de euros (2019: 280 millones de euros).

Para el año 2020 en su conjunto, la compañía prevé que la demanda en los mercados automovilísticos mundiales será significativamente menor, por el coronavirus. Por lo tanto, el Grupo Audi espera que las ventas y la facturación de la marca Audi sean significativamente menores que en 2019. También se espera que el resultado operativo sea sustancialmente inferior al registrado en 2019, pero claramente positivo.

La junta de accionistas de Audi AG ha aprobado la incorporación de las acciones que quedaban fuera al Grupo Volkswagen.
La junta de accionistas de Audi AG ha aprobado la incorporación de las acciones que quedaban fuera al Grupo Volkswagen.

Acciones de Audi

Por otra parte, Audi ha anunciado que el resto de las acciones que no formaban parte del Grupo Volkswagen pasan también a Volkswagen AG.

Markus Duesmann, presidente del Consejo de Administración de AUDI AG, ha explicado en la Junta General Anual de Audi de este año:

“El Grupo Volkswagen está consolidando toda su fortaleza. Nos posicionamos de forma competitiva dentro del Grupo aumentando las sinergias y las economías de escala a un nuevo nivel”.

El Grupo Volkswagen y AUDI AG han intensificado su cooperación en los últimos años, por ejemplo, creando plantas de producción compartidas o plataformas y módulos desarrollados y utilizados conjuntamente para la fabricación de vehículos convencionales o electrificados.

Recientemente se han sentado las bases para el futuro de las sinergias con el desarrollo conjunto de software en la nueva Car.Software-Organization. Asimismo, con el desarrollo de la conducción autónoma en la empresa conjunta entre la antigua filial de Audi, Autonomous Intelligent Driving GmbH, y ARGO AI.

El Grupo Volkswagen pretende afrontar los retos de la transformación de forma aún más eficaz con un posicionamiento optimizado y estructuras efectivas.

Con el proyecto Artemis, Audi acelera el desarrollo de modelos eléctricos de alta eficiencia. Se trata de un completo ecosistema automovilístico y un modelo de negocio que abarca todo el ciclo de vida de un vehículo, y que define el futuro de la clase de lujo y el posicionamiento premium de Audi. La marca presentará su primera visión en 2021; el primer modelo eléctrico de producción en serie fruto del proyecto Artemis complementará la gama de Audi en 2024.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here