Planta de Douai de Group Renault, Francia.
Planta de Douai de Group Renault, Francia.

Cuando presentó su nueva estrategia empresarial a la que ha puesto por nombre Renaulution, la marca del rombo aseguró que no escatimaría esfuerzos para convertirse en uno de los grupos automovilísticos más sostenibles del mercado (sino el más). Entre sus retos está convertirse en líder del mercado eléctrico para 2025. Para conseguirlo es clave ser autosuficiente, de ahí que esté cerrando contratos y alianzas para construir su propia gigafactoría de baterías en Francia.

Renault ha anunciado hoy su estrategia para el diseño y producción en Francia de baterías para sus vehículos eléctricos. El plan se materializa a través de la firma de dos grandes proyectos de colaboración, con Envision AESC, un actor mundial en tecnología de baterías y fábricas de baterías inteligentes, digitalizadas y de bajas emisiones de carbono, socio histórico de Nissan, y Verkor, empresa de nueva creación con sede en Grenoble, especializada en el desarrollo de celdas de batería para vehículos eléctricos.

Una gigafactoría de baterías en Francia

La piedra angular de la estrategia de baterías de Renault es la construcción de un gigafactoría en la localidad francesa de Douai.

Con una capacidad de 9 GWh en 2024 y con el objetivo de alcanzar los 24 GWh en 2030, la nueva gigafactoría estará gestionada por Envision AESC, la rama de baterías de la compañía global de tecnología verde Envision Group. Para su puesta en marcha se destinará una inversión de hasta 2.000 millones de euros que permitirán producir baterías de última generación, bajas en carbono, competitivas en términos de coste destinadas a modelos eléctricos, incluido el futuro R5. A través de esta asociación, Envision AESC planea crear 2.500 puestos de trabajo en el horizonte 2030.

Advertisement

coches eléctricos de renault e hibridos enchufables

Baterías de alto rendimiento para Alpine

Además de su asociación con Envision AESC, Renault ha firmado un acuerdo para entrar en el capital de Verkor a través de una participación superior al 20%, y prevé unirse al consorcio creado en 2020 en torno a esta startup francesa con el objetivo de dar respuesta a los retos de digitalización, descarbonización y reindustrialización de Francia y Europa en el sector.

Esta asociación se materializaría en dos fases:

  • en un primer momento en la financiación de un centro de I+D (Verkor Innovation Center) y una línea piloto para la creación de prototipos y la producción de celdas y módulos de batería en Francia a partir de 2022
  • en segundo lugar, Verkor implementará su plan para crear la primera gigafábrica de alto rendimiento de Francia, con una capacidad inicial de 10 GWh para el Grupo Renault a partir de 2026, pudiendo conseguir los 20 GWh en 2030

La cooperación entre Renault Group y Verkor se basará en una hoja de ruta común destinada a reducir las emisiones de carbono del proceso de fabricación de baterías en un 75% en comparación con los procesos actuales, y establecer una cadena de suministro que permita la trazabilidad y garantice la seguridad de las materias primas destinadas vehículos eléctricos.

Juntos, Renault Group y Verkor pretenden desarrollar una batería de alto rendimiento apta para segmentos C y superiores de la gama Renault, así como modelos Alpine, y a través del consorcio participarán en la creación de más de 1.200 puestos de trabajo directos a medio plazo.

Te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here