El coste de cargar un coche eléctrico varía, pero la forma más asequible es contratar la tarifa súper-valle nocturna en nuestro domicilio.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) muestra cuáles son los países de Europa con más (y menos) puntos de carga para coches eléctricos. El informe crea un mapa muy desequilibrado, con muchos más cargadores en la parte occidental

ACEA ha repasado el inventario de cargadores para vehículos eléctricos de Europa. El resultado de su análisis muestra que el reparto es muy desigual pues mientras hay países que concentran más de la mitad de los puntos de carga europeos, en otros su presencia es casi testimonial.

El 70% de todas las estaciones de carga de la Unión Europea (UE) se concentran en solo tres países de Europa occidental. De acuerdo al informe de ACEA, los países de europa con más puntos de carga son los Países Bajos (66.665), Francia (45.751) y Alemania (44.538). Juntos, estos países representan solo el 23% de la superficie total de la UE; pero tienen cerca del 70 % de los cargadores. Por el contrario, el 30% restante de la infraestructura se encuentra disperso en el 77% restante de la región.

La siguiente infografía muestra cuán asimétrica es la distribución de cargadores. Un ejemplo: Rumania, aproximadamente seis veces más grande que los Países Bajos, cuenta solo con 493 puntos de carga, o el 0,2% del total de la UE.

Los países de Europa con más puntos de carga para coches eléctricos

El despliegue de infraestructura de carga para vehículos eléctricos muestra una enorme brecha entre entre los estados miembros más ricos de la UE en Europa Occidental y los países con un PIB más bajo en Europa Oriental, Central y Meridional. Los países con una masa de tierra considerable pero un PIB menor, como Polonia (0,8% de los cargadores de la UE) y España (3,3%), parecen quedarse atrás.

El informe de ACEA sitúa a los siguientes como los cinco países de Europa con más puntos de carga para coches eléctricos (entre paréntesis el número de cargadores en funcionamiento).

  1. Holanda (66.665)
  2. Francia (45.751)
  3. Alemania (44.538)
  4. Italia (13.073)
  5. Suecia (10.370)

En el extremo opuesto, como los países europeos con menos cargadores:

  • Chipre (70)
  • Malta (96)
  • Lituania (174)
  • Bulgaria (194)
  • Grecia (275)

No es cuestión de espacio, ni de habitantes

Otra lectura interesante del informe muestra que el número de cargadores no es directamente proporcional ni al área ni al número de habitantes. ACEA ha elaborado una tabla que así lo demuestra:

“Este despliegue desigual en la UE de la infraestructura de carga y reabastecimiento de combustible para automóviles de propulsión alternativa ha sido evidente desde que ACEA comenzó su análisis anual en 2018”, afirma la asociación europea. “Sin una acción decisiva ahora, es poco probable que mejore en los próximos años”, advierten.

Piden mayor compromiso

A medida que la Comisión Europea (CE) se prepara para revisar la Directiva de Infraestructura de Combustibles Alternativos dentro de dos semanas, ACEA solicita objetivos vinculantes, no solo para los puntos de recarga para vehículos eléctricos sino también para las estaciones de hidrógeno para vehículos de celda de combustible, para cada estado miembro de la UE.

“Cualquiera que quiera comprar un automóvil eléctrico o de celda de combustible depende de tener una infraestructura confiable de carga o reabastecimiento de combustible, ya sea en casa, en el trabajo y en la carretera”, afirma el director general de ACEA, Eric-Mark Huitema. “Ha llegado el momento de que los gobiernos de toda Europa aceleren la carrera hacia una movilidad más ecológica”, insta Huitema.

Según los cálculos de la CE, para disminuir las emisiones de CO2 de los automóviles al  menos un 50% en 2030 requeriría unos seis millones de puntos de recarga de uso público. Con menos de 225.000 disponibles en la actualidad, eso se traduce en un asombroso aumento de 27 veces en menos de una década.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here