avion eléctrico de la nasa

El primer avión eléctrico de la NASA es un modelo con propulsión 100% eléctrica construido por Empirical Systems Aerospace (ESAero). La aeronave dispone de motores crucero eléctricos capaces de alcanzar 276 km/h a 2.400 metros de altura.

El nuevo avión eléctrico de la NASA se trata de la primera configuración 100% eléctrica del X-57 Maxwell. La aeronave ha sido diseñada y entregada a la agencia espacial por Empirical Systems Aerospace (ESAero) en la primera de las tres posibles configuraciones que puede presentar el avión como vehículo completamente eléctrico, lo que es conocido como Modificación II o Mod II. El avión eléctrico de la NASA tiene un peso de aproximadamente 1.360 kg, de los que 360 corresponden a sus baterías de iones de litio. El vehículo es capaz además de alcanzar 276 km/h a una altura de 2.400 metros.

El primer avión eléctrico de la NASA

El X-57 modificado y que ahora recibe el nombre de Mod II ha sustituido sus motores de combustión por motores crucero eléctricos y se encuentra actualmente sometido a pruebas en tierra por la NASA.

Tom Rigney, director del Proyecto X-57:

“Con el avión en nuestro poder, el equipo X-57 pronto realizará extensas pruebas en tierra del sistema integrado de propulsión eléctrica para garantizar que la aeronave esté en condiciones de aeronavegabilidad. Planeamos compartir rápidamente lecciones valiosas aprendidas en el camino a medida que avanzamos hacia las pruebas de vuelo, ayudando a informar el creciente mercado de aeronaves eléctricas”.

El director del proyecto del X-57 Mod II, Tom Rigney, ha señalado: “La entrega del avión X-57 Mod II a la NASA es unevento significativo, que marca el comienzo de una nueva fase en este emocionante proyecto de avión X eléctrico”

Pruebas en tierra

Con el Mod II del X-57 siendo sometido por la agencia a espacial a pruebas en tierra, los investigadores ya planean los proyectos para llevar a cabo las siguientes fases, que serán Mod III y Mod IV. Recientemente, las pruebas de carga en el ala han finalizado con éxito en el Laboratorio de Cargas de Vuelo Armstrong de la NASA. El ala, que será presentada en las versiones Mod III y Mod IV, va a ser testada mediante controles de ajuste en un fuselaje de ESAero, con motivo de garantizar correctamente el paso desde la versión II a la III.

Rigney explica: “Con el avión en nuestro poder, el equipo X-57 pronto realizará extensas pruebas en tierra del sistema integrado de propulsión eléctrica para garantizar que la aeronave esté en condiciones de aeronavegabilidad. Planeamos compartir rápidamente lecciones valiosas aprendidas en el camino a medida que avanzamos hacia las pruebas de vuelo, ayudando a informar el creciente mercado de aeronaves eléctricas”.

Objetivo del proyecto X-57

La NASA ha establecido un claro objetivo con el proyecto X-57 que es fomentar el desarrollo de estándares de certificación para los mercados próximos de aviones eléctricos, en los que también incluye los vehículos de movilidad aérea urbana. De hecho, la agencia espacial estadounidense compartirá tanto el diseño de la propulsión eléctrica del avión como su proceso de aeronavegabilidad con la industria, en pro de este tipo de movilidad en la aviación.

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here