power dot

Power Dot, startup portuguesa y 100% sostenible, ha desembarcado en España este año con el objetivo de desarrollar la red de puntos de carga de vehículos eléctricos con un modelo de negocio innovador.

Funciona así: La compañía asume la totalidad de los costes de los equipos, su instalación y los gastos de gestión. Así, ofrece de forma gratuita puntos de carga a los propietarios de los espacios, que pueden ser centros comerciales, parkings, centros de negocio, ayuntamiento, etc. Además, comparte los ingresos obtenidos con el propietario. A cambio, el dueño cede el espacio donde se instalan los cargadores. Actualmente, Power Dot cuenta con más de 800 puntos de carga en Europa.

Con punto de partida en 2018, Power Dot tiene planes para consolidarse como uno de los principales actores del sector en Europa en 2021. Para ello, quiere estar presente en el mayor número posible de aparcamientos y espacios de automóviles, acercando los puntos de carga a los usuarios de vehículos eléctricos, permitiéndoles disponer de un punto de carga allá donde vayan, sin necesidad de dar rodeos.

En Portugal, ya tienen acuerdos de colaboración con McDonald’s, Uber, Intermarché, Leclerc, CBRE y Burger King, entre otras compañías.

 João Seabra, Country Manager para España de Power Dot, explica:

“El modelo de negocio de esta startup es el factor más diferenciador y el secreto de este rápido crecimiento. Power Dot nació con el objetivo de impulsar la movilidad eléctrica en Europa. Para ello, tuvimos que ser creativos y muy pragmáticos. Así, decidimos que queríamos estar en el camino de los consumidores. Es decir, dondequiera que fueran, estaríamos allí, siempre que hubiera un aparcamiento. Cualquier aparcamiento puede tener un cargador Power Dot sin coste alguno para el propietario. Sólo tiene que ponerse en contacto con nosotros y nos encargaremos de la instalación y la gestión de los equipos. De este modo, los propietarios de los aparcamientos sólo ceden el espacio y a cambio obtienen un beneficio, al tiempo que añaden valor a su oferta y contribuyen activamente a una mayor gama de soluciones de movilidad sostenible”.

Para João Seabra, el éxito del modelo de Power Dot se centra en “compartir el beneficio con el propietario del espacio, en generar un nuevo tipo de tráfico sostenible en las carreteras y, en definitiva, colaborar a crear una sociedad más verde”.

La solución de Power Dot

Durante 2020, la electricidad consumida en los cargadores Power Dot permitió a los conductores realizar más de 11 millones de kilómetros, el equivalente a 26 viajes de la Tierra a la Luna y ahorrar más de 1300 toneladas de CO2.

Ahora, la empresa tecnológica quiere ser protagonista del cambio en el modelo de la movilidad ampliando sus fronteras a España, desarrollando soluciones de carga para vehículos eléctricos para particulares y flotas, y adaptando su oferta a las necesidades de cada usuario. Para ello, ofrece cargadores de diferentes potencias, desde 3,7kW hasta 350kW.

Cifras de la movilidad eléctrica en España

A día de hoy, España cuenta con 78.400 vehículos eléctricos circulando por sus carreteras. En 2020, la venta de vehículos eléctricos crecieron en un 78%, por lo que existe optimismo de cara a la venta de este tipo de vehículos.

El problema es que el número de puntos de carga no sigue la misma tendencia. De hecho, España se sitúa a la cola de puntos de carga en Europa, con 7.607 instalaciones. La cifra se aleja de los países nórdicos o de Francia, que pretende alcanzar los 100.000 en este 2021.

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here