Polestar 1 en el Salón de Ginebra 2018
Polestar 1 en el Salón de Ginebra 2018 - - Foto Laurentino Gutiérrez

El Polestar 1 ha sido presentado en Ginebra como el primer híbrido enchufable desarrollado por la marca desde que se convirtiera en un fabricante independiente de Volvo y destinado a producir coches eléctricos de altas prestaciones.

El Polestar 1  es ya una realidad. Se trata de un cupé híbrido enchufable con capacidad para cuatro ocupantes. Lo más interesante de este coche no son solo sus prestaciones sino la autonomía eléctrica que supera con creces al resto de la competencia. Mecánicamente cuenta con un motor de gasolina de dos litros y cuatro cilindros, turboalimentado que impulsa las ruedas delanteras. Las ruedas traseras se mueven gracias a dos motores eléctricos de 162 kW (218 CV). En total el conjunto tiene una potencia de 600 CV. Lo mejor de esta configuración está en su autonomía eléctrica: 145 kilómetros (90 millas). Su producción se hará en China y por ahora, solamente en una cantidad limitada de unidades (inicialmente 1.500 unidades). Sin embargo el gran interés que ha suscitado este coche, con más de 7.000 interesados hasta ahora, ha hecho que la marca elimine esta limitación y el vehículo esté disponible para pedidos anticipados en 18 países de todo el mundo, incluido España (China, Estados Unidos, Suecia, Alemania, Noruega, los Países Bajos, Dinamarca, Finlandia, el Reino Unido, Francia, Portugal, Polonia, Italia, Austria, Suiza, Bélgica y Canadá).

Junto con la apertura del proceso de pre reserva, una nueva herramienta de configuración  permite a los posibles clientes visualizar su Polestar 1 antes de realizar el pedido por adelantado. El  depósito previo que hay que realizar es de 2.500 euros, reembolsables en su totalidad en caso de no cerrar definitivamente la venta.  Se rumorea que su precio estará entre los 150.000  y los 185.000 euros.

Arquitectura de Plataforma Escalable SPA
Arquitectura de Plataforma Escalable SPA – Foto Laurentino Gutiérrez

Thomas Ingenlath, antiguo responsable de diseño de Volvo y director de la nueva Polestar ha explicado hacia donde se dirige Polestar en su nueva andadura, sin alejarse del todo de Volvo pero asumiendo su propia personalidad. La marca mantiene el espíritu deportivo y su orientación hacia los coches de alto rendimiento. El Polestar 1 utiliza aun la plataforma, reducida, del Volvo V90 (Arquitectura de Plataforma Escalable SPA). Pero ahora es una marca independiente que utiliza para definirse los conceptos de moda de la industria: sostenibilidad, electrificación y conectividad. “Nos centraremos en la movilidad eléctrica y la convertiremos en realidad. Nuestros clientes desearán poseer uno de nuestros vehículos eléctricos, no solo por dogma sino porque lo elegirán sobre los de combustión”, ha dicho Ingenlath. “Como startup, podemos experimentar con nuevas ofertas, servicios y diseños que no podíamos hacer en Volvo. Tenemos la oportunidad de hacer cosas que no son exhaustivas, que son más elitistas, vanguardistas, de perfil más alto. No serán coches para la familia, sino para ti”.

Polestar 1 en el Salón de Ginebra 2018
Polestar 1 en el Salón de Ginebra 2018 – Foto Laurentino Gutiérrez

La posesión de un coche eléctrico como servicio de suscripción

Polestar también marcará diferencias a la hora de poseer un coche eléctrico. Será un servicio de suscripción al cien por cien. No existirán los grandes concesionarios sino que el trato con los clientes será directo a través de un centro digital: “Por supuesto, tendremos pequeños espacios Polestar: en el centro, no en cada ciudad, sino en las grandes metrópolis del mundo. Y planeamos la producción ordenada por el cliente, y no al revés”. Los pedidos se realizarán completamente on line, y se ofrecerán con una suscripción de dos o tres años. La suscripción ‘todo incluido’ incluirá en un solo pago mensual  características tales como el servicio de recogida y entrega y la posibilidad de alquilar vehículos alternativos dentro de la gama Volvo y Polestar.

El diseño de Polestar

Aunque el Polestar 1 recuerde, desde todos los ángulos, a un Volvo la marca desarrollará su propio estilo. No dejará de utilizar muchos de sus elementos básicos: faros, pilotos, rejillas, ruedas, pero sus proporciones lo alejarán del formato Volvo habitual.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here