Polestar

Polestar 0 es el nombre del proyecto que ha anunciado la marca de coches para diseñar un vehículo neutral y sostenible en 2030. Eso supone emplear tecnologías innovadoras, materiales y producción sostenibles, así como hacer un seguimiento para garantizar la neutralidad, de cara a los consumidores. En esa línea, contará con su propia etiqueta de sostenibilidad.


Polestar cuestiona el enfoque tradicional de compensación, a largo plazo, mediante la plantación de árboles. La marca hace suyos los consejos de diferentes expertos en medio ambiente. Según indican, hay muchas cuestiones que se desconocen sobre la compensación de CO2, como: la capacidad de almacenamiento de los bosques y suelos a largo plazo; incluso, el futuro de los propios bosques, ya que el fuego o el cambio climático pueden acabar con ellos.

Según Thomas Ingenlath, CEO de Polestar:

“La compensación es una excusa. Al esforzarnos por crear un coche completamente neutral con el clima, nos vemos obligados a llegar más allá de lo que es posible hoy. Tendremos que cuestionarlo todo, innovar y mirar a las tecnologías exponenciales a medida que diseñamos hacia cero”.

Por su parte, Fredrika Klarén, directora de Sostenibilidad de Polestar, ha añadido:

“Somos eléctricos, así que no tenemos que preocuparnos por los motores de combustión que producen emisiones tóxicas. Pero eso no significa que nuestro trabajo esté hecho. Ahora trabajaremos para erradicar todas las emisiones derivadas de la producción.

Es un momento histórico y emocionante para los fabricantes de automóviles, una oportunidad para aprovechar el momento, hacerlo mejor y atreverse a construir el sueño de coches neutrales con el clima, circulares y bellos”.

En consecuencia, Polestar está incorporando la acción climática a toda su línea de negocio. Y, además, ha integrado los objetivos climáticos en el sistema de bonificación para empleados de la marca.

Polestar 0 será el primer vehículo totalmente neutro con el clima y con el etiquetado para certificarlo.
Polestar 0 será el primer vehículo totalmente neutro con el clima y con el etiquetado para certificarlo.

Polestar 0 y anteriores con etiquetado de sostenibilidad

Afirma la marca que las declaraciones de sostenibilidad son comunes para industrias como la alimentación y la moda. Por eso, el etiquetado de sostenibilidad, anunciado para el Polestar 0, también se va a hacer para el Polestar 2. La información mostrará su huella de carbono y el rastreo de materiales.

El etiquetado aparecerá en el sitio web de la compañía y en Polestar Spaces, sentando un precedente de transparencia único para la industria. Además, incorporará actualizaciones continuas de sostenibilidad y se agregarán detalles e información adicionales con el tiempo.

Al respecto, Ingenlath explica:

“Los consumidores son una gran fuerza impulsora en el cambio hacia una economía sostenible. Es necesario que se les den las herramientas adecuadas para tomar decisiones informadas y éticas. Esto deja las cosas muy claras. Hoy en día, Polestar 2 sale de las puertas de la fábrica con una huella de carbono. En 2030 queremos presentar un coche que no lo haga”.

Vehículos eléctricos de Polestar

Hemos hablado muchas veces de la marca sueca, fundada en 2017 por Volvo Cars y Geely Holding. Con sede en Gothenburg (Suecia), y como decía su directora, ellos mismos se declaran eléctricos.

Producen coches como el Polestar 1, un híbrido de 609 CV, 1.000 Nm de par y una autonomía en eléctrico de 124 km (WLTP). En cuanto al Polestar 2, lanzado en 2020, es un coche de tracción total, de 300 kW de potencia y 600 Nm, con una autonomía de 470 km.

En el futuro, el SUV eléctrico Polestar 3 se unirá a la gama, así como el Precept, un concept lanzado en 2020 que está programado para la producción futura.

El Polestar 0, aunque en ciernes, suponemos que también será un coche de alto rendimiento, muy en línea con la filosofía de diseño de la marca.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here