phoenix contact

Phoenix Contact ha presentado su nueva familia de cables de carga CCS compactos, especialmente recomendada para la carga en DC (corriente continua) tanto en el sector doméstico como en el público y comercial.

En comparación con la carga en AC (corriente alterna) que se lleva a cabo de forma habitual, la carga en DC aporta una serie de ventajas como el ahorro en componentes electrónicos caros, así como que se trata de una carga mucho más rápida y eficiente. Como consecuencia, en el futuro también aumentará su uso en el ámbito doméstico, así como en restaurantes, supermercados y aparcamientos, donde los clientes pasan de 30 minutos a varias horas. Para cargar la batería del vehículo eléctrico durante este tiempo, las potencias de carga en el rango inferior son mucho más que suficientes.

Nuevos cables de carga de Phoenix Contact

Los nuevos cables de carga de DC de la compañía destacan por su diseño compacto para potencias de carga de hasta 80 kW. Del mismo modo, cuenta con características sofisticadas y buenas dimensiones, adaptando sus conectores de carga a los modernos cargadores de pared DC en garajes domésticos y a puntos de carga situados en espacios públicos y comerciales. Gracias a la forma ergonómica de la zona de agarre, los cables se manejan de forma sencilla.

Por otra parte, los cables cuentan con tecnología de seguridad como su concepto de sellado, que evita la entrada de humedad en el conector macho o en el propio cable.

Por último, los cables de carga son compatibles con el consolidado Combined Charging System (CCS) y con ello se pueden emplear en casi todo el mundo. Estos se suministran para CCS de tipo 1 y CCS de tipo 2.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here