Acuerdo Mercedes y NVIDIA para desarrollar la conducción autónoma.
Acuerdo Mercedes y NVIDIA para desarrollar la conducción autónoma.

Mercedes y NVIDIA han decidido unir fuerzas para desarrollar un software para conducción autónoma. Así, la nueva generación de vehículos llegará equipada con software actualizable, inteligencia artificial y capacidades para la conducción autónoma. Y las capacidades mejorarán “a medida que la tecnología de inteligencia artificial avance a la velocidad de la luz”.


La alianza de los grandes grupos automotrices con socios tecnológicos está en nuestras páginas cada día. El avance hacia el futuro exige digitalización, conectividad y actualización, así como inteligencia artificial. Y, además, un paso más, la conducción autónoma, un objetivo en el que todas las marcas están implicadas.

Para continuar implementando nuevas funciones, las marcas llegan a acuerdos de desarrollo de software con líderes mundiales en computación y tecnologías de ese entorno. El fin no es otro que la carrera por liderar la futura conducción autónoma. Y la compañía que no evolucione hacia esta meta, se quedará atrás.

Hace unos días hablábamos del cese temporal del acuerdo entre Mercedes y BMW. Quizás tiene más lógica que ambas marcas se dirijan a otras compañías del sector tecnológico para evolucionar en este campo que nos ocupa. Lo cierto es que, en ese sentido y para cuestiones de conducción autónoma, parece más acertado el presente acuerdo Mercedes y NVIDIA. Y más teniendo en cuenta que NVIDIA es uno de los líderes mundiales en computación acelerada.

Mercedes y NVIDIA en la carrera por la automatización

El acuerdo entre ambas persigue crear un sistema de computación revolucionario en el vehículo y una infraestructura de inteligencia artificial. A partir de 2024 se desplegará en la nueva generación de vehículos Mercedes-Benz, otorgándoles funciones avanzadas de conducción autónoma.

Gracias al trabajo conjunto, las compañías se proponen desarrollar la arquitectura de computación más sofisticada y avanzada jamás implementada en un automóvil.

En un evento virtual transmitido en vivo desde Stuttgart y Silicon Valley, el CEO de Mercedes-Benz, Ola Källenius, y el fundador y CEO de NVIDIA, Jensen Huang, anunciaron que el fabricante de automóviles lanzará vehículos inteligentes definidos por software utilizando tecnología NVIDIA de extremo a extremo.

“Esta es la mayor asociación de este tipo en la industria del transporte”, dijo Huang.

Estamos abriendo nuevos caminos en varios frentes, desde la tecnología hasta los modelos comerciales, y no puedo imaginar una mejor compañía para hacer esto que Mercedes-Benz“, dijo Källenius.

Aplicaciones, funciones y actualizaciones

La nueva arquitectura definida por software se construirá en la plataforma NVIDIA DRIVETM. Además, será estándar en la nueva generación de vehículos de Mercedes-Benz.

Una de las principales características será la capacidad para una conducción automatizada de rutas regulares de una dirección postal a otra. Adicionalmente, habrá numerosas aplicaciones futuras en materia de seguridad y conveniencia.

Los clientes podrán comprar y añadir funciones, aplicaciones de software y suscribirse a servicios a través de actualizaciones “over-the-air” durante la vida de sus vehículos.

La nueva arquitectura de computación

Las funciones de conducción autónoma en los futuros vehículos Mercedes-Benz estarán impulsadas por la plataforma DRIVE de próxima generación de NVIDIA. El sistema de computadora en chip (SoC), llamado Orin, se basa en la arquitectura de supercomputación NVIDIA Ampere recientemente anunciada.

La plataforma NVIDIA DRIVE incluye una pila de software de sistema diseñada para aplicaciones de inteligencia artificial y conducción autónoma.

Los nuevos modelos de Mercedes irán incorporando tecnología avanzada de conducción autónoma.
Los nuevos modelos de Mercedes irán incorporando tecnología avanzada de conducción autónoma.

Mercedes y NVIDIA desarrollarán conjuntamente aplicaciones de inteligencia artificial y conducción autónoma de niveles SAE 2 y 3. Asimismo, funciones de estacionamiento autónomo (hasta el nivel 4).

A medida que se desarrolle la tecnología y el marco regulatorio, cada automóvil se actualizará “over-the-air” para permitir nuevas funciones de conducción autónoma. Otras funciones de conveniencia y seguridad también estarán disponibles.

Y según NVIDIA:

“Estas capacidades continuarán siendo mejores, a medida que la tecnología de inteligencia artificial avance a la velocidad de la luz”.

Para desarrollar nuevos modelos, ambas compañías utilizarán soluciones de NVIDIA DRIVE Infrastructure. Permitirá el desarrollo en base a los datos y redes neuronales profundas. Eso ayudará a manejar los requisitos de las regiones y dominios operativos en los que circulen los vehículos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here