Probamos el Mercedes EQC

Hasta 370km de autonomía en autovía

1
768

Conducir un Mercedes siempre ha sido un placer para los sentidos. Su confort de marcha combinado con su potencia y suavidad le han convertido en un referente de la alta gama. Pero si además le ponemos dos motores eléctricos que lo lanzan en absoluto silencio a 100km/h en 5 segundos, nuestra adrenalina se dispara mientras oímos perfectamente el sonido de nuestra respiración.

Mercedes EQC no debería ser el primer coche eléctrico que pruebes. Si lo haces corres el riesgo de enamorarte de los 300kW (408CV) de potencia combinada en sus dos motores (uno por eje), y no parar hasta que se acabe la batería de 80kWh de capacidad.

Mercedes EQC, un viajero eléctrico

Si aún piensas que viajar en coche eléctrico es una utopía, te ofrecemos los resultados de la prueba de conducción en carretera que hicimos hace unos días. Nuestra ruta fue desde Madrid a Arnedillo (La Rioja) con una distancia total de 315 kilómetros, y consumo medio final de 25,2 kWh/100km. Si hubiéramos ido del tirón hubiéramos llegado a nuestro destino con algún kilovatio de sobra, pero como nuestra intención no era batir ningún récord de resistencia, decidimos planificar la ruta para tomar un café y recargar tras 170km recorridos.

Los veinte minutos reglamentarios de descanso fueron más que suficientes para recargar a 50kW de potencia cerca de Medinaceli, y llegar a destino con cerca de 100km de autonomía. Por supuesto, que como de una prueba se trataba, no relajamos el pie del acelerador en las buenas autovías que nos llevaron hasta Soria, ni en las sinuosas carreteras de los últimos 70km. Una conducción menos agresiva nos habría dado un consumo de al menos 3 kWh/100km menos y habríamos conseguido una autonomía cercana a los 370km sin recargar.

Mercedes EQC puede alcanzar hasta 370km de autonomía en autovía

Interior

El Interior es excelente, dentro de la línea de Mercedes Benz, con todos los accesorios al alcance de la mano y un gran confort de sus asientos modulables electrónicamente.

El puesto de conducción está presidido por una gran pantalla Widescreen, que se compone de un cuadro de instrumentos y un visualizador de medios, ambos de 10,25”

Exterior

En cuanto al diseño exterior, destacan claramente los Faros Multibeam LED de grandes dimensiones junto con la calandra del radiador Black Panel. El modelo que hemos podido disfrutar, tiene diseño AMG, que incluye además un faldón delantero específico y un difusor trasero característico, así como llantas de aleación especiales.

Comportamiento en ruta

Aunque Mercedes EQC tiene uno de los mejores coeficientes de penetración del mercado en el segmento SUV con un coeficiente del 0,27, sus casi dos toneladas y media lastran algo su consumo, y exigen un buen comportamiento de sus frenos. A la frenada, ayudan y de qué manera sus dos posiciones regenerativas, que mediante levas situadas en el volante podemos accionar a voluntad en los momentos de necesidad.

En autovía, su sistema de asistencia a la conducción nos permitió comprobar como, una vez activada la memoria de velocidad de crucero y elegida la distancia de seguridad con el vehículo precedente, el Mercedes EQC era capaz de adelantar y volver a su carril con tan sólo activar el intermitente correspondiente. Aunque este sistema ya está disponible en otros vehículos eléctricos de alta gama como Tesla, el del EQC está muy bien coordinado y es muy efectivo.

Como curiosidad, probamos el sistema de atención al volante, que tras 14 segundos, nos avisa de que pongamos las manos de nuevo en el volante, y que tras aproximadamente un minuto de falta de atención, detiene el coche en el arcén como sistema de seguridad. Francamente útil en los momentos en los que el sopor puede hacer acto de presencia.

En carretera convencional y en modo Sport, el Mercedes EQC desarrolla toda su potencia de una manera muy ágil. Aquí es donde más se nota su transmisión total y el empuje de su motor trasero para ayudar en la salida de las curvas. Aquí es donde es más necesaria la activación de sus levas de freno regenerativo, que nos ayudarán a tomar las curvas con mayor seguridad.

Algunos detalles

Algo que nos sorprendió gratamente fue el sistema de mando fónico (el Siri de Mercedes). Tan sólo con decir “Hola Mercedes” el sistema interactúa con el piloto o con el copiloto por medio de los dos micrófonos situados en la parte delantera del techo, y reconoce incluso quién le ha dado la orden. Es singular el hecho de que puede modificar la temperatura de uno de los lados en función de donde recibe la orden.

Precio

En cuanto al Precio, Mercedes EQC parte de una base de 77.495€, un precio que resulta 2.000 euros inferior al Jaguar I-Pace,  5.000 euros inferior al Audi e-tron y casi 10.000 euros inferior al Tesla Model X.

Galería de fotos

Mercedes EQC 400

1 Comentario

  1. lo negativo: aparte del consumo financiacion a precio de combustion elevada y no poder montar accesorios posterior al pedido individuales para reducir coste, accesorios que tienen coste minimo pero al venir en paquete tiene coste elevado
    al pedir accesorio el descuento del mismo debe ir al cliente y no a la marca que lo que hace es montarlo y cobra su trabajo
    por ultimo cobrar demas por cancelar pago anticipado del vehiculo

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here