Si el Hispano Suiza Carmen te parece impresionante por sus datos, espera a ver lo que trae la evolución que la marca tenía preparada para el Salón de Ginebra. Se llama Hispano Suiza Carmen Boulogne, suma potencia y resta tiempo de aceleración.

Del Hispano Suiza Carmen la marca dijo que representaba “la máxima expresión de un diseño de inspiración clásica, un chasis y un tren motriz de última generación, una potencia trepidante y una dinámica impecable”.

Así lo presentó en el Salón de Ginebra del pasado año. Hablábamos de él como la vuelta de la marca española a la movilidad enchufable 119 años después del lanzamiento de su primer coche eléctrico.

Para el Salón de Ginebra 2020 Hispano Suiza tenía preparada la presentación de la evolución de Carmen. Lo ha presentado, aunque de forma remota, tal y como han tenido que hacer el resto de fabricantes tras la cancelación de la muestra por el brote de coronavirus.

Hispano Suiza Carmen Boulogne vs Hispano Suiza Carmen

El apodo de Boulogne se remonta a 1921 y la Copa George Boillot, en la que Hispano Suiza compitió con una versión centrada en el rendimiento del H6 Coupé de la compañía. La carrera de resistencia vio a los competidores luchar por la victoria durante más de 3,5 horas, en las carreteras que rodean la ciudad francesa de Boulogne.

Hispano Suiza logró tres victorias consecutivas en la carrera, con los pilotos André Dubonnet (1921), Paul Bablot (1922) y Léonce Garnier (1923) conduciendo versiones especialmente modificadas del Hispano Suiza H6.

El Hispano Suiza Carmen Boulogne es una evolución del Carmen a secas:

  • el Carmen tiene 1.019 CV (750 kW) de potencia; el Carmen Boulogne sube a 1.114 CV (820 kW)
  • el Carmen limita su velocidad máxima de manera electrónica en 250 km/h; el Carmen Boulogne llega a 290 km/h
  • el Carmen necesita tres segundos para pasar de 0 a 100 km/h; el Carmen Boulogne resta tiempo al crono y se queda en 2,6 segundos
  • ambos modelos están diseñados sobre el mismo sub-chasis de fibra de carbono ultraligero, pero el Carmen Boulogne utiliza una suspensión mejorada y aumenta el uso de fibra de carbono para bajar 60 kilos de peso (ahora queda en 1.630 kilos)
Presentación en Ginebra del Hispano Suiza Carmen eléctrico
Presentación en Ginebra del Hispano Suiza Carmen eléctrico
  • a nivel de diseño, el Carmen Boulogne lleva los mismos faros combinados semicirculares y el agresivo ceño fruncido de su hermano, pero se diferencia claramente por su dominante parrilla de color cobre.
    Los dos modelos recurren a las puertas de alas de gaviota que se elevan y giran en un movimiento suave y elegante.
    Un elemento estilístico clave que diferencia a la variante de Boulogne aparece donde termina la cuchara cóncava de la carrocería, al igual que el dramático enganche trasero que toma el relevo: la rueda trasera queda expuesta en lugar de ser tapada
  • En el interior, la variante Carmen Boulogne se distingue de su hermano por el uso de gamuza o Alcantara negra en el mamparo y los paneles de las puertas.
    Este material se utiliza para tapizar los asientos compuestos de fibra de carbono con calefacción y ajustables eléctricamente en 3D/6 movimientos, así como los paneles de las puertas y el revestimiento del techo. Toda la tapicería se recorta y se cose a mano en las instalaciones de montaje de Hispano Suiza en Barcelona, lo que contribuye a garantizar que el conductor y el pasajero se sientan cómodamente en un entorno auténticamente suntuoso

Un clásico cargado de tecnología

La artesanía que se aprecia en todo el interior conserva un linaje directo con la historia de la marca. Por ejemplo, el tablero refleja las características de los predecesores de Carmen Boulogne, con metal anodizado color tulipán anaranjado perforado por un auténtico interruptor de palanca para asegurar la tactilidad mecánica.

La cara del reloj en el centro del tablero presenta un mecanismo suizo con diseño y desarrollo de un fabricante de relojes español. Se hace eco de la posición y el estado de los relojes que figuraban en los primeros coches de la marca. Del mismo modo, el selector de marchas triangular es una referencia directa al triángulo de acero art decó que figuraba en el salpicadero del Hispano Suiza en los modelos históricos de la empresa.

Si bien el estilo es descaradamente retrospectivo, las tecnologías empleadas ofrecen la mejor experiencia posible para los ocupantes. Las tiras de iluminación LED ambiental están ocultas a lo largo de los paneles de las puertas y en los huecos de los pies para garantizar que el interior sea un espacio acogedor.

Los radios del volante cuentan con controles para teléfonos inteligentes y multimedia, mientras que una interfaz de usuario altamente intuitiva se encuentra en el centro de la consola de infoentretenimiento enfocada al conductor. Una pantalla táctil de alta definición de 10,1 pulgadas permite a los propietarios hacer selecciones de infoentretenimiento y configurar los ajustes del vehículo con facilidad.

En la pantalla también se presenta la salida de vídeo de la cámara de aparcamiento trasera. El audio de alta fidelidad es entregado por seis altavoces de primera calidad y un subwoofer, proporcionando una experiencia de audio de 360 grados única.

La aplicación móvil de Hispano Suiza permite a los propietarios fijar a distancia la temperatura de la cabina, hacer funcionar las luces y configurar la alarma, así como supervisar el estado de carga de la batería.

Hasta 700 km de autonomía

El Carmen Boulogne está impulsado por dos motores síncronos de imán permanente de 410 kW, uno para cada rueda trasera.

El paquete de baterías de alta energía tiene forma de T, y funciona como una columna vertebral central del coche y detrás de los asientos. También sirve como un amortiguador de masa sintonizada (TMD), proporcionando estabilidad y reduciendo la vibración estructural.

La batería de polímero de iones de litio tiene una capacidad disponible de 80 kWh. Los componentes mecánicos y eléctricos de alta eficiencia dan una pérdida total de energía de la batería al suelo de menos del 10%, maximizando la autonomía del vehículo, que está previsto que supere los 400 km.

Precio de partida: 1,65 millones de dólares

La carrocería de fibra de carbono del Hispano Suiza Carmen Boulogne está exquisitamente cubierta por un barniz transparente, que enfatiza su agresividad deportiva al tiempo que conserva la elegancia atemporal del Carmen.

El Hispano Suiza Carmen Boulogne tendrá un precio de partida 1,65 millones de euros (impuestos no incluidos).

Solo se van a fabricar cinco unidades que se unirán a las 14 personalizables unidades del Carmen para llegar al total de 19 unidades en producción. El primer afortunado conductor de estos hiperdeportivos eléctricos recibirá el suyo en 2022, con el primer cliente entregando en 2022. La marca acepta reservas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here