Nuevo revés a Elon Musk y su férrea defensa de la seguridad y calidad de sus coches eléctricos. Por indicación de la agencia de seguridad en automoción estadounidense, la NTHSA, Tesla lanza una llamada a revisión que afecta a más de 815.000 vehículos matriculados entre 2017 y 2022 pero lo solucionará de forma remota

Tesla tendrá que llamar a revisión 817.143 vehículos en Estados Unidos para reparar un defecto que impide la activación del mensaje sonoro que avisa al conductor que no tiene abrochado el cinturón de seguridad cuando el vehículo está en marcha.

Tras la publicación de los documentos que acreditan el defecto por la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NTHSA) de Estados Unidos, la compañía ha asegurado que a fecha del 31 de enero no tenía constancia de “accidentes, lesiones o muertes” provocadas por el fallo.

Los documentos de la agencia americana revelan también que ha sido un instituto sucoreano quien ha informado a la compañía de Elon Musk de la existencia del problema y que tienen conocimiento de ello desde el pasado 6 de enero.

Tesla llama a revisión a más de 815.000 Model 3 fabricados entre 2017 y 2022

Según publica la agencia EFE, tras la advertencia del Instituto de Pruebas e Investigación del Automóvil de Corea del Sur (KATRI), los técnicos de Tesla verificaron el problema y comprobaron que afecta a cientos de miles de unidades del Tesla Model 3 matriculadas entre 2017 y 2022. También a Tesla Model S fabricados en las mismas fechas; a Tesla Model X con fecha de fabricación en 2021 y 2022 y Tesla Model Y de 2020-2022.

El problema se centra en el software que controla la activación de la señal sonora de aviso y se produce cuando el conductor interrumpe el mensaje sonoro, por ejemplo al abandonar el vehículo mientras éste está activado. En esas circunstancias, el software registra que ya ha avisado al conductor y no repite la advertencia sonora.

Tesla ha matizado que la señal sonora sí se activa cuando el vehículo excede los 22 kilómetros por hora y el cinturón de seguridad del conductor no está abrochado.

La compañía ha indicado a NTHSA que para solucionar el problema actualizará el software de forma remota en todos los vehículos afectados y que notificará a los propietarios por correo el próximo 1 de abril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí