volvo

Iberdrola y Volvo Car España han firmado un acuerdo marco de colaboración por el que la energética se convertirá en proveedora de la solución de carga para la gama Recharge de la firma automovilística en nuestro país.

La solución que Iberdrola y su participada Wallbox proveerán a Volvo, diseñada para facilitar la recarga de los vehículos de sus clientes, incluye tanto la comercialización del punto de recarga, como su instalación en garaje privado o comunitario.

Tarifa eléctrica del Plan de Vehículo Eléctrico de Iberdrola

Por otra parte, los usuarios podrán acceder a la tarifa eléctrica del Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola. Mediante este plan, los clientes pueden recorrer 1.000 km por 5 euros, un precio diez veces más barato que hacerlo con diésel o gasolina. Además, esta propuesta también ofrece seis meses de recarga gratuita en toda la red de uso público de la compañía energética.

Los usuarios de la gama Recharge de Volvo, a través de la infraestructura que Iberdrola pondrá a disposición del fabricante, recargarán la batería de sus coches eléctricos con energía 100% verde, procedente de fuentes de generación limpia, que cuentan con certificados de garantía de origen renovable.

Además, los puntos de recarga estarán localizados en la App de Recarga Pública Iberdrola. Para reservar y efectuar el pago del servicio, el usuario necesita solamente la aplicación.

Objetivos de sostenibilidad de Volvo

La compañía automovilística cumplió el pasado año su objetivo presentado en 2017 de que todos los vehículos lanzados a partir de ese año tuvieran su versión electrificada. Así, Volvo Recharge, la gama de híbridos enchufables, dispone actualmente de siete modelos.

Del mismo modo, Volvo tiene el objetivo de reducir el 40% de la huella de carbono de cada vehículo durante su vida útil. Esta meta fue introducida en 2018 y espera ser cumplida para 2025.

Otros objetivos del fabricante a corto plazo son reducir un 25% las emisiones de CO2 relacionadas con la cadena de suministro global para 2025 y un 25% las emisiones de carbono generadas por las operaciones generales de la empresa.

Renovables en el proceso de fabricación de Volvo

Volvo también trabaja en la sostenibilidad de sus procesos de producción. Por ello, el 80% de la electricidad que se utiliza en su red mundial de fabricación tiene origen limpio.

En su fábrica de Chengdu, la más grande que la compañía posee en China, el 100% de la energía es de origen renovable. En concreto, un 65% proviene de la hidroeléctrica, mientras que el resto procede de la eólica, solar y otras fuentes verdes.

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here