Plan Renove

Más de tres meses llevan concesionarios y clientes esperando que este anuncio: abierto el plazo para pedir las ayudas del Plan Renove. Este programa de incentivos cuenta con un presupuesto de 250 millones de euros; hay ayudas para todas las tecnologías, pero son los eléctricos los que se llevan la mejor parte.

Como parte de su plan de impulso a la industria de automoción, el Gobierno activó el pasado 16 de junio el Plan Renove. Dotado con 250 millones de euros de presupuesto, este programa de ayudas a la compra de vehículos nace con el objetivo de incentivar la renovación del parque móvil nacional.

Aunque entre sus prioridades está la retirada de los vehículos más antiguos y su sustitución por alternativas menos contaminantes, el Renove contempla ayudas para todas las tecnologías, diésel y gasolina incluidas, aunque premia la compra de opciones ecológicas, especialmente eléctricas, con ayudas más elevadas.

PLAN RENOVE Y PLAN MOVES II: QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE AMBOS

La cuantía de las ayudas a la adquisición de vehículos contempladas en el Plan Renove varía en función de la etiqueta medioambiental y la eficiencia energética del modelo elegido.

  • La primera se refiere a la clasificación de los vehículos que la Dirección General de Tráfico hace teniendo en cuenta sus emisiones contaminantes (las pegatinas de la DGT)
  • La segunda, viene fijada por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE). Para clasificiar la eficiencie energética se emplea un código alfabético, de la A a la G, que se asigna en función de la desviación del consumo medio del coche con respecto a la media. La A, marca una desviación igual o menor al 25%; la B, entre el 15 y el 25%

En base a estas dos premisas, las ayudas para turismos quedan como muestra la siguiente tabla:

Abierto el plazo para pedir las ayudas del Plan Renove

La letra pequeña del Plan Renove de ayudas a la compra de vehículos nuevos fijaba que las subvenciones se podrían pedir con carácter retroactivo.

La razón que explica este desajuste temporal es que la Administración debía poner en marcha una plataforma electrónica de recepción y gestión de solicitudes. El trámite ha llevado más tiempo del esperado y tras varios retrasos es por fin hoy cuando se abre la ventanilla digital del Plan Renove.

Desde el 16 de junio y hasta hoy 20 de octubre, los concesionarios han estado registrando las adquisiciones que reúnen los requisitos para obtener la ayuda estatal (más adelante los repasamos). Es más, los puntos de venta han estado adelantado la parte que les corresponde (1.000 euros si la compra es de un enchufable o una cantidad idéntica a la que aporta el Estado en el resto de los casos).

Concesionario Nissan

Para recibir el dinero prometido por el Estado, los conductores primero han tenido que esperar a que se activara la plataforma de recepción de solicitudes; ahora, les queda que haya resolución a su petición y se les abone el dinero correspondiente para lo cual pueden pasar hasta seis meses.

¿Qué ayudas hay para los eléctricos?

Como ya hemos dicho, el Plan Renove contempla ayudas para la adquisición de todo tipo de tecnologías, pero son los vehículos eléctricos los que consiguen la mayor subvención: hasta 5.000 euros (o 5.500 euros si se achatarra un vehículo de más de 20 años).

Para que las ayudas sean concedidas, hay que cumplir tres requisitos imprescindibles:

  1. Achatarrar un vehículo antiguo. Debe tener, como mínimo, 10 años de antigüedad e ir directo al desgüace. Para que sea aceptado es obligatorio que tenga la ITV en vigor (o que haya caducado durante el estado de alarma); además, quien solicite la ayuda debe haber sido propietario del vehículo a achatarrar durante, al menos, 12 meses
  2. Precio máximo. El vehículo a adquirir no puede superar los 35.000 euros (antes de impuestos) o 45.000 euros si se trata de un enchufable o si el destinatario tiene movilidad reducida
  3. Emisiones y consumo. Para que pueda acogerse a las ayudas el modelo elegido debe tener eficiencia energética y emitir menos de 120 g CO2/km

Como sucede con el Plan Moves II, las bases del Renove establecen que se pueden solicitar ayudas para vehículos en stock siempre y cuando hayan sido matriculados después del 1 de enero de 2020. Con esta matización pretenden ayudar a dar salida a las automatriculaciones adquiridas por los puntos de venta.

¿Habrá dinero para todos?

Teniendo en cuenta que los concesionarios llevan meses acumulando solicitudes de ayudas para el Plan Renove, la pregunta que surge es: ¿habrá dinero para todos? ¿y para más solictudes?

Faconauto calcula que, desde el 16 de junio, los concesionarios españoles han recibido más de 110.000 solicitudes que están acumulando polvo en una mesa a la espera de que la Administración active la plataforma digital a través de la cual se tramitarán las peticiones. Prevé también que de aquí a que acabe el año se sumarán otras 100.000 peticiones, con lo que esperan que el Renove sume en 2020 más de 210.000 peticiones.

Para tranquilidad de los conductores, Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, asegura que “cuando se gestionen las ayudas acumuladas seguirá quedando presupuesto libre”.

La patronal de vendedores calcula que el Plan ha generado una demanda añadida (compradores que no pensaban cambiar de vehículo, pero que lo han hecho animados por los incentivos oficiales) de unas 28.000 matriculaciones, que superarán las 56.000 hasta final de año.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here