Ford

Ford ha anunciado su incorporación a First Movers Coalition, una coalición global de grandes empresas. La coalición nació con la intención es acelerar la neutralidad de emisiones de carbono. Para ello, mandan señales claras al mercado: aunque no sea todavía rentable, encargarán un porcentaje de sus compras y del transporte a proveedores con emisiones nulas o casi nulas.


La iniciativa global nació en la COP26 de Glasgow. Su objetivo es aprovechar el poder de compra y las cadenas de suministro para crear mercados tempranos para tecnologías innovadoras de energía limpia.

Durante la COP26, Ford se unió a Route Zero, también una coalición mundial para frenar el calentamiento global. Así, se comprometió a que sus ventas de vehículos, en 2040, fueran cero emisiones; para 2035 en sus principales mercados.  En el caso de Europa, Ford anunció en marzo pasado que sus vehículos, instalaciones, logística y proveedores serán neutrales en carbono en 2035.

Ahora, el fabricante de vehículos se ha unido a esta otra coalición. El director de Asuntos Gubernamentales de Ford, Chris Smith, ha explicado:

Advertisement

“(.) Como parte de la First Movers Coalition, nos centramos en el impacto medioambiental de nuestra cadena de suministro invirtiendo en acero y aluminio ecológicos.

Juntos, esta coalición tiene el potencial de construir el futuro del transporte con cero emisiones que es bueno para las personas y el planeta; y bueno para los negocios”.

Más de 50 empresas los cinco continentes y con un valor colectivo de mercado de unos 8,5 billones de dólares componen la coalición. Su objetivo: ayudar a comercializar tecnologías de huella de carbono cero.

El camino hacia la neutralidad

En consecuencia, Ford se compromete a comprar al menos un 10% de acero con emisiones de carbono casi nulas y aluminio de aquí a 2030. La empresa está trabajando para lograr la neutralidad de carbono a nivel mundial en todos sus vehículos, operaciones y cadena de suministro en 2050. Asimismo, para alcanzar objetivos provisionales con respaldo científico de aquí a 2035.

Según la directora de Sostenibilidad de la Cadena de Suministro de Ford, Sue Slaughter:

“Reducir las emisiones hasta alcanzar la neutralidad de carbono en 2050 es posible si invertimos en las tecnologías adecuadas y las ponemos en marcha en la próxima década.

Al unirse a la First Movers Coalition, Ford está señalando al mercado que queremos trabajar con nuestros proveedores para conseguir un acero y un aluminio verdes comercialmente viables. La intención y el significado de nuestro compromiso de hoy tiene el potencial de ayudar a construir una economía de huella de carbono cero neta”. 

Para la nueva era de vehículos eléctricos y conectados, Ford planea invertir más de 50.000 millones de dólares a nivel mundial desde 2022 hasta 2026. Estas inversiones crearán nuevos puestos de trabajo. Además, harán crecer una cadena de suministro que mantenga los compromisos de Ford con la sostenibilidad y los derechos humanos.

Ford ya recicla hasta 9 millones de kilos de aluminio cada mes en sus instalaciones de estampación de Dearborn, Kentucky y Buffalo. Fabricar aluminio reciclado solo requiere alrededor de un 5% de la energía necesaria para fabricar aluminio nuevo, según la Asociación del Aluminio.

First Movers Coalition

First Movers Coalition

First Movers Coalition es una iniciativa mundial, dirigida por el Foro Económico Mundial y el Gobierno de EEUU. Aprovecha el poder adquisitivo de las empresas para descarbonizar siete sectores industriales “difíciles de reducir“. Actualmente, estos sectores representan el 30% de las emisiones mundiales y son: aluminio, aviación, productos químicos, hormigón, transporte marítimo, acero y camiones. A estos sectores se une el de las tecnologías innovadoras de eliminación de carbono.

El enfoque de First Movers Coalition reúne ambiciosas promesas de compras corporativas en los sectores de la industria pesada y el transporte de larga distancia. Para que estos sectores se descarbonicen a la velocidad necesaria para mantener el planeta en un camino de 1,5 grados, requieren tecnologías bajas en carbono. Con las soluciones actuales, estas tecnologías no son competitivas. Por ello, el impulso de las grandes compañías quiere conseguir una escala comercial y, así, conseguir la neutralidad en 2050.

Los compromisos de la coalición permitirán no sólo dar señales al mercado de cómo va a ser la evolución. Si un número suficiente de empresas globales comprometen ciertas proporciones de sus compras futuras a tecnologías verdes en esta década: se creará un punto de inflexión que acelerará su asequibilidad e impulsará una transformación a largo plazo en las cadenas de valor industriales.

La coalición también conectará a los actores de la oferta y la demanda y aprovechará las redes de empresas e inversores con iniciativas similares. Estas partes interesadas incluirán proveedores capaces de escalar las tecnologías necesarias para que los miembros de la coalición cumplan con sus compromisos de compra. Asimismo, inversores que aporten la capacidad de invertir en proyectos y nuevas instalaciones.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here