conducción autónoma

Las nuevas empresas de conducción autónoma en China están inmersas en una carrera para lograr introducir pasajeros en sus vehículos. Las noticias sobre nuevas empresas con luz verde para programas piloto o pruebas a pequeña escala son cada vez más abundantes. Hoy hacemos un repaso sobre las principales compañías implicadas en esta carrera por las tecnologías de conducción autónoma.

Al no haber un marco regulatorio para todo el territorio chino, las empresas están probando vehículos autónomos con operadores de seguridad en el interior. Mientras se evalúan los costes, la seguridad y las regulaciones en torno a los taxis autónomos, las compañías también están invirtiendo en otras aplicaciones de la conducción autónoma en camiones, furgonetas y autobuses urbano.

Condiciones para la conducción autónoma en China

Es importante tener en cuenta que, en China, las condiciones de las carreteras pueden variar mucho. Así, una prueba de conducción autónoma llevada a cabo en los suburbios de Shenzhen, ciudad con 12,9 millones de habitantes, diferirá de un tes llevado a cabo en el casco urbano de una ciudad.

Además, también es destacable que las regulaciones sobre vehículos autónomos varían entre provincias e incluso entre distritos de una misma ciudad. Por ello, una empresa que obtiene la aprobación para realizar una prueba totalmente autónoma en una ciudad no es necesariamente más avanzada tecnológicamente que sus competidores, simplemente que la regulación local es favorable con la conducción autónoma.

Compañías con proyectos de conducción autónoma

AutoX

Advertisement

Con sede en Shenzhen y un centro de I + D en California, AutoX fue fundada en 2016 por el ex profesor de Princeton Jianxiong Xiao. Sus inversores incluyen Alibaba, MediaTek y el fabricante de automóviles estatal chino SAIC Auto.

En agosto de 2020, AutoX comenzó a ofrecer al público viajes en taxis autónomos con conductor en Shanghai. Los usuarios pueden reservar viajes a través del mapa de navegación Amap de Alibaba, un hecho que, según AutoX, constituye la primera vez  que un servicio de taxi autónomo estaba disponible en una importante plataforma china de transporte.

Baidu Apollo Go

Apollo Go es el frente de conducción autónoma del titán de los motores de búsqueda Baidu, con sede en Beijing y fundada en 2000. Baidu puso en marcha su unidad de conducción autónoma a finales de 2015, en la misma época en la que nacieron sus competidores.

Deeproute.ai

Deeproute, con sede en Shenzhen, ha logrado un progreso considerable para una compañía que tiene solo dos años. En 2019, Zhou Guang fundó Deeproute después de dejar su última empresa de conducción autónoma Roadstar.ai en medio luchas internas en la compañía. En septiembre de 2021, Deeproute recaudó 300 millones de dólares en una ronda de financiación, captando inversores como Alibaba y el fabricante de automóviles chino Geely.

Didi

El gigante de los viajes compartidos en China creó su división de conducción autónoma en 2019 y rápidamente consiguió 500 millones de dólares en una ronda de financiación.

Momenta

A diferencia de la mayoría de los otros operadores de taxis autónomos, que se centran solo en la tecnología de conducción totalmente autónoma de nivel 4, Momenta, fundada en 2015, se centra también en los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS).

Este enfoque ayuda a obtener ingresos a corto plazo y acumular datos para el entrenamiento de algoritmos a costes asequibles. Según Tech Crunch, algunos actores de la industria cuestionan si la compañía está dedicando suficientes recursos a la tecnología autónoma sin conductor.

Pony.ai

Pony fue fundada en 2016 por dos veteranos de la división de vehículos autónomos de Baidu, un equipo que había generado algunos de los expertos en conducción autónoma más distinguidos de China. La compañía, con oficinas en Guangzhou y California, ha recaudado más de mil millones de dólares hasta la fecha con el respaldo de Toyota.

conducción autónoma

WeRide.ai

WeRide y Pony comparten mucho desde su origen. Ambos tienen bases en Guangzhou y California, con fundadores que provienen del equipo de conducción autónoma de Baidu. Fundada en 2017, WeRide recaudó más de 600 millones de dólares solo en 2021. Sus inversores incluyen a la estatal GAC y Renault-Nissan-Mitsubishi.

conducción autónoma

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here