BMW

BMW verá crecer este año sus ventas en un 40% en comparación con el año 2017. Harald Krüger, el presidente del Grupo BMW, ha hablado de la importancia de la nueva movilidad en la industria europea, así como de los planes de la compañía en Estados Unidos, China y México.

BMW aumentará en un 40% sus ventas de vehículos electrificados con la previsión de venta de 140.000 unidades en 2018, en comparación con las 100.000 que vendió en el pasado ejercicio.

En vistas al año 2019, la marca calcula que unos 500.000 de sus modelos eléctricos e híbridos enchufables circularán alrededor de todo el mundo, teniendo para 2025 una cartera de producto de 25 modelos electrificados, de los cuales 12 de ellos serán totalmente eléctricos.

El presidente del consorcio automovilístico BMW, Harald Krüger apuesta por “centrar toda nuestra atención en una movilidad digitalizada y sostenible” y cree que la nueva movilidad es la “tarea central que debe afrontar la industria europea del automóvil”.

Advertisement

“Europa debe asumir un papel de liderazgo, sobre todo en movilidad eléctrica. Necesitamos crear un mercado interno europeo en infraestructura digital y e-movilidad”, agregó.

Krüger hizo mención al “Brexit” británico, considerando fundamental que el Reino Unido permanezca unido a la UE una vez finalizado el proceso, destacando también los estrechos vínculos de Alemania y Francia.

Otro de los puntos destacables del discurso del presidente del grupo BMW fue China, el país que según él “marca los pasos” de la industria automovilística en el ámbito de la movilidad eléctrica y digitalización, añadiendo que BMW calcula hacer llegar al mercado chino hasta un millón de nuevos vehículos electrificados. El Gobierno chino ha sido ya transparente en sus intenciones de flexibilizar las reglas de producción de vehículos y de reducir los impuestos a la importación.

Estados Unidos es otro de los mercados en los que la marca alemana ha fijado sus objetivos, considerando al país norteamericano crucial para el futuro del sector de la automoción. BMW tiene intención de invertir 600 millones de euros hasta 2021 en su planta de producción de Spartanburg.

Con respecto a México, el grupo alemán abrirá una nueva fábrica en San Luis de Potosí, que tendrá la función de ensamblar vehículos para todo el mundo.

Actualmente, BMW trabaja para poder ensamblar vehículos con cualquier tipo de transmisión en las 30 plantas que el grupo posee en 14 países diferentes.

Los servicios de movilidad de BMW

Harald Krüger presentó también el nuevo iNEXT, cuyos detalles completos se desvelarán a final de año y se producirá en Dingolfing (Alemania) a partir de 2021.

“El proyecto iNEXT es nuestro kit de construcción para el futuro. Beneficiará a toda la compañía y a todas nuestras marcas. Por primera vez, combinamos todas las tecnologías clave para la movilidad futura en un vehículo. El iNEXT es completamente eléctrico, totalmente conectado y también ofrece una conducción altamente automatizada”, explicó Krüger.

Los servicios de movilidad de BMW fueron utilizados en 2017 por más de 23 millones de clientes y el grupo alemán estima que esta cifra crecerá hasta los 100 millones de usuarios para 2025.

También el pasado año, BMW vendió más de 2,4 millones de automóviles y 164.000 motocicletas, reportando unas ganancias antes de impuestos que superaron los 10.000 millones de euros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here