fábrica de baterías

Battchain es la primera gran iniciativa que se pone en marcha en España para impulsar toda la actividad relacionada con la fabricación, empleo y reciclaje de baterías para vehículos eléctricos. Tras el consorcio, varias empresas privadas, proyectos de industriales y entes públicos que destinarán una inversión de 1.200 millones de euros al proyecto

El Gobierno lleva meses hablando de la importancia de situar a España como referente en la fabricación de baterías para coches eléctricos. Sin embargo, lo más cercano a la realidad es la promesa de que cuenta con dos proyectos importantes sobre la mesa. Uno de ellos, intuimos, el que busca una nueva vida para las instalaciones de Nissan en Barcelona como fábrica de baterías.

Un grupo de empresas y proyectos industriales españoles han tomado la delantera y han creado Batthain, un consorcio que les permitirá trabajar juntas para impulsar toda la cadena de valor de las baterías para coches eléctricos en nuestro país.

Estas dos empresas representan a España en un IPCEI sobre baterías

Battchain está coordinado por EIT InnoEnergy, una de las principales aceleradoras de Europa en energía sostenible. Entre sus objetivos está ayudar a los proyectos a acelerar su llegada al mercado y acceder a financiación pública y privada.

Impulsar toda la cadena de valor de las baterías para coches eléctricos en España

Para el director general de EIT InnoEnergy Iberia, Mikel Lasa, en España, como segundo país productor de automóviles de Europa, “es fundamental” impulsar y acelerar “una profunda transformación de la industria automovilística”. Lasa ha añadido que ahora es el momento adecuado para actuar, pero es necesario hacerlo “de manera colaborativa y con visión europea”

Battchain espera desarrollar toda la actividad vinculada a las baterías para coches eléctricos en España, desde la extracción de materias primas hasta el reciclaje de las mismas.

El consorcio asegura que se requerirá una inversión de 1.200 millones de euros para desplegar los proyectos industriales relacionados con el sector de la automoción en el país. Gracias a estos proyectos, afirma, se crearían más de 1.700 puestos de trabajo directos y 12.000 indirectos, con un volumen de negocio que podría alcanzar los 2.400 millones de euros en 2030.

Los proyectos de Battchain

El diario La Vanguardia ha adelantado algunos de los proyectos con los que el consorcio español para el impulso de la cadena de valor de las baterías coches eléctricos pretende alcanzar sus objetivos:

  • Extracción y refinado de hidróxido de litio de la mina que impulsa Extremadura Miningn, participada por la australiana Infinity Lithium y Sacyr
    San José de Valdeflórez. Mina de litio
  • Construcción de una fábrica de celdas de estado sólido, la parte más tecnológica de una batería, planteada por Basquevolt, una iniciativa promovida por el Ente Vasco de la Energía y el centro de investigación CIC-Energigune, junto a otros socios
  • Una planta de ensamblaje de baterías por parte de la sociedad Battery Packs Nabatt, en la que participan Fagor Ederlan, la ingeniería Ingeteam y la Sociedad de Desarrollo de Navarra Sodena
  • Relocalizar la producción con una planta en Andalucía, para la que ya dispone de emplazamiento y con la previsión de llegar a unos 20.000 vehículos al año. Este sería el proyecto más avanzado. Corresponde a la empresa andaluza Scoobic, que ahora fabrica en China vehículos eléctricos para el reparto de última milla, junto a un socio local.
  • En cuanto al reciclado de baterías, la iniciativa corresponde a la navarra BeePlanet Factory, que ya trabaja en la reutilización de las baterías de coches en otros sectores y que ahora desarrollará también cómo se destruyen las no reutilizables.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here