hive

La empresa de alquiler de patinetes eléctricos Hive ha seleccionado Barcelona para ubicar su sede europea y entrar en el mercado español de sharing de patinetes. Tras su llegada a la capital condal, la compañía pretende expandirse a otras ciudades como Valencia, Madrid, Zaragoza, Málaga y Sevila.

La empresa especializada en movilidad de BMW y Daimler, Free Now, ubicará a Hive, una compañía de alquiler de patinetes eléctricos, en la ciudad de Barcelona. El objetivo es hacer de Barcelona el centro principal de operaciones de la compañía y desde allí comenzar a desembarcar en otras ciudades españolas.

Hive es nueva en nuestro país, pero ya lleva algo más de 9 meses operando en 10 ciudades europeas de 6 países distintos como son Grecia, Portugal, Austria, Polonia, Bélgica y Francia.

En una entrevista, Tristán Torres, consejero delegado de la empresa, ha explicado que la empresa “está a la espera de que el Ayuntamiento nos de las placas de registro de los patinetes”. Un trámite que está retrasando los planes de operación de la empresa, ya la puesta en marcha del servicio estaba en primera instancia prevista para julio.

Hive entrará de este modo a competir con otras empresas de patinetes como Bird, Reby, UFO o Wind que en los últimos años han comenzado a operar en Barcelona, una ciudad pionera en el ámbito regulatorio del uso de VMP (vehículos de movilidad personal) en la vía pública.

La compañía buscará en primer lugar afianzarse en Barcelona, haciendo de la capital catalana su centro de operaciones en territorio español. Una vez establecido el servicio, el objetivo de Hive es ampliar su servicio de patinetes eléctricos compartidos a otras grandes ciudades españolas como Madrid, Zaragoza, Valencia, Sevilla o Málaga.

¿Cómo funciona el servicio de Hive?

Para Tristán Torres, el servicio de Hive va a tratarse de una experiencia para el usuario completamente diferente. Para empezar, el pago mediante suscripción mensual va a permitir que el usuario se lleve el patinete a casa, un hecho que pone además solución a la prohibición municipal de estacionar flotas de patinetes en vía pública.

Aunque Hive opera en otras ciudades europeas con el modelo de alquiler por minutos, apostará por este modelo de suscripción mensual que tendrá un coste de 39 euros

Barcelona solo es el primer paso

La compañía buscará en primer lugar afianzarse en Barcelona, haciendo de la capital catalana su centro de operaciones en territorio español. Una vez establecido el servicio, el objetivo de Hive es ampliar su servicio de patinetes eléctricos compartidos a otras grandes ciudades españolas como Madrid, Zaragoza, Valencia, Sevilla o Málaga. 

Tristán Torres asegura que para la compañía no es una condición que para poner en marcha el servicio tenga que ser una gran ciudad, aunque sí lo son que la población tenga una densidad mínima de habitantes y que las autoridades les permitan operar.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here