Un patinete eléctrico puede significar un ahorro considerable para los usuarios de vehículos en ciudad.
Un patinete eléctrico puede significar un ahorro considerable para los usuarios de vehículos en ciudad.

La expansión del patinete eléctrico, como medio de transporte en las ciudades, es innegable. Sea compartido o de propiedad particular, ya está haciendo que a su alrededor surjan otras oportunidades de negocio.

El que aparezcan  esas oportunidades de negocio es un indicador claro de que el patinete eléctrico sigue en auge. Incluso, a pesar de los problemas que han surgido en diferentes ciudades por cuestiones normativas.

Y otra prueba clara es la aparición de nuevos “e-scooters” en el mercado, o la colaboración y acuerdos entre diferentes fabricantes de vehículos. Lo decíamos hace poco al hablar del acuerdo de Micro Mobility Systems y BMW para lanzar en otoño el BMW E-Scooter.

El éxito del patinete eléctrico tiene una base muy clara. Lo hemos comentado en alguna ocasión antes. Es un sencillo método de transporte y una alternativa ecológica y eficiente para las ciudades. Su uso ha de ser responsable, eso sí, y los usuarios deben cumplir las normas. Pero, bien utilizados, son una forma de transporte barata y, además, una alternativa para la movilidad urbana.

Oportunidades de negocio de un patinete eléctrico

Que el patinete sigue su crecimiento también se deja notar en las nuevas oportunidades de negocio. Así, hemos conocido que han surgido diferentes empresas de accesorios relacionadas con estos vehículos.

Tal es el caso de la valenciana accesoriospatineteelectrico.com. Se trata de una compañía de venta online que surte de piezas y recambios para los patinetes. Y su “escaparate de piezas y accesorios” también incide en la idea de cómo este aparente “pequeño mundo” no lo es.

El ahorro de un patinete eléctrico

La propia compañía citada ha desvelado las claves del ahorro que supone comprar un patinete eléctrico. Así, según indican, los patinetes eléctricos se están volviendo los dueños de las grandes ciudades, o más concretamente, de sus carriles bici. También añaden que son los protagonistas de un buen número de debates y conversaciones.

Continúan explicando que son un medio de transporte ecológico, que hace ahorrar muchos euros al final del año a sus dueños. Y eso, en contraposición a las motocicletas o coches de gasolina o diésel. Sumando todo el ahorro que supone el combustible, el seguro, las revisiones, etc… Un patinete eléctrico puede ser un vehículo muy a tener en cuenta para la movilidad urbana.

Y no sólo es una cuestión de dinero. La empresa valenciana apunta:

“Para el planeta, este tipo de vehículos eléctricos son un claro descanso a tantos años y años de contaminaciones”.

Una opción barata de movilidad urbana

¿Cuánto cuesta un patinete eléctrico? Según comentan en accesoriospatineteelectrico.com:

“El rango de precios de un patinete eléctrico puede variar, pero de media, para un patinete eléctrico de calidad media, podría rondar los 200€”.

Además, recuerdan que el único gasto que hacen estos patinetes, es el de cargarlos. Y su consumo es “casi irrisorio”. Asimismo, recuerdan que la mayoría de estos patinetes cuentan con una “frenada regenerativa”. Es decir, que las baterías se recargan, de manera automática, cuando los patinetes se encuentran en funcionamiento y no se está acelerando. Así que por esta parte también se está ahorrando energía.

Para ellos, “el patinete como transporte es ahorro se mire por donde se mire”.

Mantenimiento y reparación de un patinete eléctrico

El auge del patinete eléctrico ha hecho que puedan incorporar todo tipo de accesorios, incluidas app de conectividad con smartphones.
El auge del patinete eléctrico ha hecho que puedan incorporar todo tipo de accesorios, incluidas app de conectividad con smartphones. Foto: accesoriospatineteelectrico.com

También recuerdan que, como todo aparato electrónico, tiene que tener sus eventuales reparaciones por motivos de desgaste o rotura. Y existen lugares, como la propia empresa de la que hablamos, donde comprar recambios.

El coste de los mismos es reducido. La compañía pone como ejemplo un cambio de rueda. El de una motocicleta de gama media, podría costar alrededor de 50-60€ en materiales. Mientras, en un patinete el coste no superaría los 20€.

Un mayor ahorro, está claro.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here