Audi y Porsche cooperarán en el desarrollo de coches eléctricos - Oliver Blume, CEO de Porsche y Rupert Stadler, responsable de Audi
Oliver Blume, CEO de Porsche y Rupert Stadler, responsable de Audi

En una entrevista a Oliver Blume, CEO de Porsche y Rupert Stadler, responsable de Audi, descubrimos sus planes para colaborar en el desarrollo de vehículos eléctricos y sus intenciones ante una industria que está cambiando vertiginosamente.

Audi y Porsche, como integrantes del Grupo Volkswagen, tiene acceso a todos los avances en investigación y desarrollo de su casa matriz. Pero esta circunstancia no les ha llevado a tener un catálogo de productos similar. Es decir no se han dedicado a cambiar la insignia de sus modelos en el capó y en el maletero e incluiros en su gama.

Es cierto que algunos de sus modelos se fabrican sobre la misma base. Así el Porsche Cayenne y el Audi A7 son esencialmente el mismo automóvil como lo son también el Porsche Macan y el Audi Q5. Pero Porsche no tiene nada en su catálogo que se parezca al Audi A8 ni Audi nada que se parezca al Porsche 911. Ni siquiera el nuevo Porsche Mission E tiene su contrapartida en Audi.

Trabajar juntos reducirá en un tercio el coste del desarrollo

En una reciente entrevista en Stuttgart Zietung, Oliver Blume, CEO de Porsche y Rupert Stadler, responsable de Audi, presentaron una nueva visión que permitirá a ambas compañías cooperar más estrechamente en el desarrollo de plataformas compartidas para futuros coches eléctricos. El motivo es simple; ambos dicen que trabajar juntos reducirá en casi un tercio el coste de desarrollo.

El 50% de la producción de Porsche será eléctrica dentro de 6 años
Porsche Mission-E

Oliver Blume y Rupert Stadler no tienen las habilidades para el espectáculo de Elon Musk. No lanzan cohetes al espacio, pero entienden, como lo hace el magnate de Tesla, como está cambiando su industria y están haciendo planes para enfrentar estos desafíos de forma razonada. Sus empresas saben fabricar automóviles de primera clase en grandes cantidades y esa es, quizás, la única ventaja que todavía tienen sobre Tesla.

Las declaraciones de ambos dirigentes en esta entrevista son muy reveladoras y dejan claro el cambio que se avecina en la industria del automóvil y lo necesario que es estar a la vanguardia: “Renovarse o morir”:

Es un desafío enorme en términos coste-beneficio

Según Stadler: “Es lógico que nos convirtamos en socios. Estamos desarrollando juntos una arquitectura para coches eléctricos y a partir de 2021 llegarán nuevas generaciones: se trata de conseguir vehículos eléctricos de gran autonomía para viajes por carretera. Es un desafío enorme en términos coste-beneficio. Al mismo tiempo, estamos trabajando en vehículos autónomos, impulsando la digitalización y lidiando con desafíos de clientes completamente nuevos. Todos en nuestra compañía comprendemos que solo podemos competir si trabajamos juntos en estos campos clave. Nuestra competencia no está dentro del grupo, está afuera. Y así, en algún momento de 2016, se nos ocurrió la idea de cooperar en la movilidad eléctrica”

Para Blume: “Hemos puesto en marcha dos grupos de trabajo. Uno de ellos en la sede de Audi en Ingolstadt. El segundo en Weissach, donde Porsche tiene su centro de desarrollo. Audi actualmente tiene alrededor de 550 desarrolladores, Porsche 300. Hemos introducido dos días de trabajo por semana. El resto los equipos trabajan juntos a través de videoconferencias y Skype. Hemos distribuido la responsabilidad para que cada marca tenga los módulos de vehículos que mejor se adapten a ellos“.

Audi abre las reservas de sus nuevos eléctricos en más mercados
Audi e-tron Quattro y e-tron Sportback

¿Por qué ahora y no antes?

“Cuando comenzamos los proyectos, teníamos un punto de partida diferente y enfoques diferentes. Nuestros primeros coches eléctricos estaban conceptualmente separados, por lo que procedimos por separado. Sin embargo, ya hay colaboraciones y sinergias. Por ejemplo, estamos adquiriendo las celdas de batería a LG Chem, que ha establecido una fábrica en Polonia para este fin”, afirma Blume.

Durante este año será cuando se decida la tipología de modelos que llegarán al mercado como resultado de esta colaboración. El kit que están desarrollando ofrece muchas posibilidades.

También es importante como ha cambiado la aceptación del mercado. La falta de infraestructura de carga no ayuda, pero Porsche, Audi, BMW y Ford están promoviendo conjuntamente la red de carga rápida Ionity con 400 cargadores instalados a lo largo de las principales rutas de transporte europeas en los próximos tres años. Porsche se ha visto sorprendido al descubrir que el 60% de sus clientes de Panamera están optando por la nueva versión híbrida enchufable, una indicación de que la resistencia de los clientes a los coches eléctricos se está debilitando. “Tenemos una obligación social de hacer que el mundo sea aún más habitable en el futuro“, dice Blume. “La sostenibilidad es un objetivo estratégico importante para nosotros en Porsche“.

Los beneficios no son un fin en sí mismos

Las ganancias sirven para financiar el futuro y asumir la responsabilidad

Cuando se le preguntó a Blume acerca de las críticas recientes a la industria por su resistencia a saltar a la movilidad eléctrica, ofreció esta explicación: “Queremos convencer con hechos y acciones. Por supuesto, también nos damos cuenta de que la industria del automóvil se encuentra actualmente bajo gran cantidad de críticas, que en gran medida nos hemos causado a nosotros mismos. No se trata solo de los productos, sino también de la producción sostenible. Las ganancias sirven para financiar el futuro y asumir la responsabilidad. Queremos clientes entusiastas y empleos seguros y sostenibles, pero también proyectos sociales. Los próximos tres a cinco años serán un gran desafío, especialmente en términos de movilidad eléctrica y digitalización”.

1 Comentario

  1. Sin dudas los vehículos eléctricos son la solución para dejar de depender del combustible, y mejor aun si convertimos los vehículos de combustión actuales a un costo accesible. España hoy tiene la oportunidad de desarrollar medianas y pequeñas empresas de conversión. Esto mediante el proceso de convertir los vehículos actuales en eléctricos. Y eso es desarrollo local de I+D. Ya circulan 650 vehículos convertidos a eléctrico en América Latina y más de 250 solo en México. Con la ventaja de costar la mitad que un coche eléctrico de fabrica y con consumo eléctrico cinco veces menor que a gasolina. No se puede perder tiempo, esto ya tiene 20 años de aplicación en otros países. Organización Autolibre. autolibre.blogspot.com

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here