El Porsche 99X Electric es el modelo de competición con el que la marca alemana va a tomar parte como equipo oficial en la temporada 2019/2020 del Campeonato de Fórmula E ABB FIA

Para el diseño del Porsche 99X Electric se han elegido los colores tradicionales de competición de Porsche.

Desde una perspectiva cenital, el emblema de Porsche es claramente visible alrededor del Halo. El formato del nombre consta de los tres dígitos clásicos que representan a los coches de carreras de Porsche y a los deportivos de dos puertas. El número más alto, el nueve, figura dos veces para volver a subrayar la importancia que tiene para Porsche el proyecto de la Fórmula E, mientras que la X representa el enfoque futurista y la competición de prototipos.

El Porsche 99X Electric también será plataforma de desarrollo para futuros modelos de producción totalmente eléctricos.

Presentado en un videojuego

La del Porsche 99X Electric no ha sido una presentación al uso.

El coche eléctrico de competición se ha presentado como parte del videojuego en directo “Formula E Unlocked” en twitch.tv/Porsche.

Los pilotos de Porsche, Neel Jani y André Lotterer, tuvieron un papel destacado en la presentación del coche con jugadores de todo el mundo. Ambos fueron guiados a través de las instalaciones de Porsche Digital GmbH en Ludwigsburg, con instrucciones específicas de la comunidad de jugadores, primero para localizar el Porsche 99X Electric y luego para desvelarlo.

“Fue una presentación única, diferente a todo lo que el mundo de los deportes de motor ha experimentado antes. Fue muy divertido unirse a los jugadores en la búsqueda del Porsche 99X Electric, tanto virtualmente como en la vida real. Es magnífico que Porsche esté abriendo nuevos caminos e involucrando a la joven generación digital”, comentaba Jani.

“Una manera distinta de presentar un vehículo; me gustó mucho que Neel y yo actuáramos como jugadores en directo. Es fantástico que nos estemos comunicando con la audiencia digital como iguales y que hayan podido formar parte de esto”, decía Lotterer.

“Porsche E-Performance Powertrain”

Uno de los aspectos más novedosos y destacados del Porsche 99X es la tecnología “Porsche E-Performance Powertrain”.

La normativa de la Fórmula E obliga a un chasis estandarizado y a una batería también estándar, mientras que la tecnología de propulsión la desarrollan los fabricantes. Los ingenieros de Porsche han aprovechado su experiencia en LMP1 para llevar a cabo la cadena cinemática del Porsche de Fórmula E.

“Durante el proyecto LMP1 sentamos las bases para la futura participación de Porsche en la Fórmula E. Utilizamos los conocimientos adquiridos durante ese tiempo para el desarrollo del sistema de propulsión del Porsche de Fórmula E. Nos centramos en construir un sistema altamente eficaz con el máximo nivel de eficiencia”, ha explicado Malte Huneke, Jefe de Proyecto Técnico de la Fórmula E.

La tecnología de 800 voltios utilizada en la Fórmula E también se aplica en la producción en serie del Porsche Taycan. Además, la gestión y la eficiencia energética son las claves del éxito tanto en la Fórmula E como en la producción en serie. Aquí es donde entra en juego el motor síncrono de imanes permanentes, que desempeña un papel importante en la optimización del concepto de propulsión.

Porsche en la Fórmula E

Después de más de 30 años, Porsche vuelve a las carreras de monoplazas. La entrada en la Fórmula E y la consiguiente reestructuración de la participación en los deportes de motor se derivan de la estrategia Porsche 2025.

Además de los tradicionales deportivos GT de carretera, los deportivos 100% eléctricos también están firmemente implicados en esta estrategia. Ambos estarán en las futuras competiciones en las que participe Porsche.

En términos de tecnología híbrida y, por tanto, de tecnología eléctrica, las carreras y la producción en serie se han enriquecido mutuamente en Porsche durante aproximadamente una década: el primer coche de carreras híbrido, el 911 GT3 R Hybrid de 2010, tuvo efecto en el desarrollo del posterior 918 Spyder. En parte, el 918 fue la base del 919 Hybrid, que a su vez influyó en el desarrollo del sistema de propulsión del Porsche de Fórmula E y del Porsche Taycan.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here