almacenamiento de energía

Stena, una compañía de ferries que opera en el norte de Europa ha comenzado a desarrollar un nuevo tipo de almacenamiento de energía, similar al de los grandes bancos de potencia, que será esencial para la carga rápida de ferries eléctricos en el futuro. El proyecto está financiado en parte por la UE y, entre otras cosas, investigará cómo se pueden reutilizar las baterías usadas del sector del transporte para el almacenamiento de energía en los puertos.

El proyecto mapeará y evaluará las oportunidades de reutilizar las baterías de iones de litio de la industria del transporte y la automoción para el almacenamiento de energía en los puertos, por ejemplo, para cargar transbordadores eléctricos. El proyecto, en el que participa la empresa de acreditación DNV GL, se llevará a cabo entre varias empresas en los puertos de Gotemburgo y Kiel. La colaboración se llevará a cabo durante dos años y estará financiado en parte por el INEA, la Agencia Ejecutiva de Innovación y Redes de la UE.

Rasmus Bergstrom, director de BatteryLoop, una empresa subsidiaria de Stena, explica:

“Una cosa es segura, las baterías están aquí para quedarse. Con el fin de conservar los recursos naturales y hacer que el reciclaje de baterías sea sostenible, tenemos que hacer todo lo posible para usar las baterías durante el mayor tiempo posible. Nuestra conclusión es que muchas baterías pueden tener una segunda vida como almacenamiento de energía.”

Apuesta por la electrificación del transporte marítimo

Ya en 2018, Stena Line comenzó su inversión en energía de baterías en el ferry Stena Jutlandica, que utiliza la energía de la batería para conducir los propulsores de proa que dirigen el buque hacia el puerto.

Operando entre Gotemburgo (Suecia) y Frederikshavn (Dinamarca) el plan de la compañía para Stena Jutlandica es conectar un paquete de baterías de 20.000 kWh a las hélices, un hecho que dotaría al ferry de una autonomía de unos 16 kilómetros. Posteriormente, la capacidad de la batería se ampliaría hasta los 50.000 kWh, por lo que la autonomía alcanzaría los 80 kilómetros.

Per Wimby, director de proyecto para la electrificación de Stena Teknik, afirma:

“Este es un hito importante en la electrificación del transporte marítimo. Nuestro futuro proyecto, Stena Elektra, un ferry totalmente eléctrico, ya está empezando a diseñarse. Para tener éxito, tenemos que resolver el problema de cómo cargar rápidamente un ferry. El almacenamiento de energía en los puertos que utilizan baterías recicladas es una alternativa muy interesante y sostenible para el futuro”.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here