El plan contra el cambio climático de Volvo incluye acciones concretas en consonancia con el acuerdo mundial de París 2015 sobre el clima, que busca limitar el calentamiento global a 1,5 C por encima de los niveles preindustriales

Junto con el Volvo XC40 Recharge, la marca sueca ha presentado su plan de acción contra el cambio climático. Volvo se ha puesto el listón muy alto porque promete reducir, entre 2018 y 2025, un 40% la huella climática de todos sus coches y a lo largo de toda su vida útil.

Entre los objetivos de Volvo Cars para 2040 no solo está el de reducir las emisiones a través de la electrificación total; también quiere bajar las emisiones de carbono en su red de producción, sus operaciones generales y su cadena de suministro, así como mediante el reciclado y la reutilización de materiales.

“Estamos transformando nuestra empresa mediante acciones concretas, no con promesas simbólicas”, afirma Håkan Samuelsson, CEO de Volvo.

“Por ello, en Volvo Cars nos ocuparemos de todo lo que esté bajo nuestro control: es decir, las emisiones procedentes tanto de nuestras operaciones como de de nuestros vehículos”, ha dicho Samuelsson. “También nos ocuparemos de todo aquello sobre lo cual podamos ejercer alguna influencia, animando a nuestros proveedores y al sector de la energía a unirse a nosotros en aras de un futuro sin impacto sobre el clima”, enfatiza.

Objetivos a cumplir

Como paso a corto plazo para lograr el objetivo fijado para 2040, Volvo Cars ha empezado ya a introducir varias medidas muy ambiciosas en su afán por reducir, entre 2018 y 2025, un 40% las emisiones de CO2 por vehículo durante toda su vida útil. Para ese año, la empresa pretende que las operaciones de su red de producción mundial no tengan ningún impacto sobre el clima.

Volvo Cars to radically reduce carbon emissions as part of new ambitious climate plan

Hay más:

  • para 2025, las ventas globales de vehículos totalmente eléctricos deben representar el 50 % del total; esto equivaldría a una reducción del 50% de las emisiones por vehículo entre 2018 y 2025

  • también para 2025 se plantea reducir:
    • un 25% las emisiones de CO2 relacionadas con la cadena de suministro global
    • un 25% la cuota de plásticos reciclados en los vehículos Volvo nuevos
    • un 25% las emisiones de carbono generadas por las operaciones generales de la empresa, incluidas las de fabricación y logística

Volvo Recharge

Volvo Cars ha sido el primer fabricante de vehículos convencionales en comprometerse con la electrificación total y la eliminación progresiva de los vehículos alimentados exclusivamente por motores de combustión interna.

A partir de este año, cada nuevo Volvo que se presente será eléctrico; empezando por su primer vehículo totalmente eléctrico, el XC40 Recharge. A partir de él, Volvo Cars informará sobre la huella de carbono generada por cada nuevo modelo durante su ciclo de vida medio.

Volvo XC40 eléctrico

El XC40 Recharge es el primer vehículo de la nueva gama Recharge de Volvo Cars.

Recharge será el nombre general de todos los Volvo recargables con motor totalmente eléctrico o híbrido enchufable. El objetivo de esta gama es impulsar aún más las ventas de vehículos eléctricos de Volvo Cars e incentivar a los conductores de híbridos enchufables para que utilicen el modo Pure siempre que sea posible.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here