V2G, gana dinero con tu vehículo eléctrico
Una de las 10 furgonetas Nissan eNV200 de Frederiksberg Forsyning

Un proyecto piloto puesto en marcha en Dinamarca muestra que las empresas de servicios públicos que utilizan vehículos eléctricos en sus flotas y un sistema V2G pueden ganar dinero como proveedores puntuales de electricidad a la red.

La experiencia se ha llevado a cabo con una flota de 10 furgonetas eléctricas Nissan e-NV200 en Dinamarca. En septiembre del año pasado os contábamos todos los detalles sobre el inicio de este proyecto. Según afirma en una entrevista concedida a la revista Bloomberg el director de servicios energéticos de Nissan Europa, Francisco Carranza: la flota de vehículos ha  logrado ganar 1.300 € durante un año.

Se trata de una colaboración entre Nissan y la empresa energética italiana en el que 10 furgonetas Nissan e-NV200 de la empresa de aguas Frederiksberg Forsyning  dotadas de un sistema bidireccional de carga y descarga, permitirá estabilizar la red, además de suponer un ingreso extra por la energía enviada.

La capacidad total de la flota es de 100 kW. La plataforma que utilizan los cargadores para enviar energía a la red ha sido proporcionada por la empresa californiana Nuvve, encargada de comercializar la tecnología desarrollada por la universidad americana de Delaware.

Recarga inteligente V2G
Furgonetas e-NV200 y cargadores Enel del sistema V2G danés

V2G: estabiliza la red e incentiva el uso del vehículo eléctrico

Las redes eléctricas de todo el mundo se enfrentan a una serie de cambios que se están produciendo de forma muy rápida a medida que aumenta el número de vehículos eléctricos en circulación y que van ampliando la demanda energética a la red eléctrica. Para los administradores de estas redes una pequeña cantidad de energía, suministrada por la batería de un vehículo eléctrico conectado a la red, puede ser necesaria para regular las puntas de demanda y mantener la red funcionando.

Por otro lado una gran cantidad de vehículos eléctricos podrían extraer energía de la red por la noche, cuando sus propietarios hacen uso de la recarga vinculada, o cuando permanecen estacionados en los aparcamientos de los centros de trabajo durante el día, lo que puede suponer un problema para los operadores.

Los investigadores y los gestores de las redes han simulado y teorizado sobre la posibilidad de que precisamente estos vehículos conectados a la red podrían ayudar a resolver los problemas puntuales de demanda. Mediante la instalación de conexiones bidireccionales V2G (vehicle-to-grid) el vehículo eléctrico podría cargar su batería o enviar la energía almacenada de nuevo a la red cuando esta es necesaria y el vehículo se encuentra estacionado, siempre y cuando el propietario no la vaya a necesitar inmediatamente. Esta posibilidad permitiría estabilizar la red eléctrica.

Recarga inteligente V2G
Esquema de Recarga inteligente V2G

Investigaciones de este tipo se llevan realizando ya desde hace años. En 2010 PJM, gestor energético de la costa este de Estados Unidos, trabajó con la Universidad de Delaware realizando pruebas de comunicación entre los vehículos eléctricos y la red. Más recientemente Ford y General Motors han realizado pruebas similares trabajando para sincronizar los ciclos de carga y descarga de los propietarios de un vehículo eléctrico, de forma que el vehículo siempre disponga de la energía requerida por su propietario y envíe a la red la que no necesita.

Aunque la tecnología V2G es todavía incipiente y no obtendrá resultados reales hasta que el número de vehículos eléctricos sea significativamente mayor las pruebas que se están realizando son absolutamente necesarias: “si el despliegue en el mercado de un número masivo de vehículos eléctricos se realiza ciegamente, sin control ni visibilidad sobre su impacto en la red, podría causar nuevos problemas”, según indica Carranza.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here