Tesla situará supercargadores en el interior de las ciudades

Tesla comenzará a situar supercargadores en el interior de las ciudades para cubrir las necesidades de aquellos de sus clientes que no tengan la posibilidad de instalar un punto de recarga vinculado.

Dos características: Velocidad de carga y situación de los supercargadores

Desde 2012, cuando Tesla comenzó a instalar su red de supercargadores, las ubicaciones de las estaciones buscaban facilitar a sus clientes los viajes de larga distancia. Por esta razón la característica fundamental de esta red es su potencia, que se traduce en velocidad de carga, que ahora alcanza los 120 kW, muy por encima de otros vehículos eléctricos que, como mucho y por ahora, alcanzan los 50 kW.

La otra característica era su situación. Tesla no instalaba sus estaciones de carga en las ciudades, porque no quería convertirlas en puntos de carga vinculados, es decir, utilizados para la recarga habitual. Por ello recomendaba cargar la batería en el punto de carga vinculado y, al comenzar un viaje, parar en el primer supercargador, llenar la batería y viajar de estación en estación.

Esta segunda condición es la que cambia con la nueva estrategia. Hasta ahora la mayoría de los supercargadores se encuentran situados en las carreteras formando corredores eléctricos que permiten desplazamientos entre las diferentes ciudades. A veces, solo a veces, un supercargador se sitúa en el interior de algunas ciudades.

A partir de ahora, y según sus propios planes de desarrollo que se pueden encontrar en su web, Tesla empieza a desplegar supercargadores en el interior de las ciudades. Estos facilitarán los desplazamientos urbanos, e incluso pueden servir para el uso de flotas de taxis que necesiten hacer muchos kilómetros al día. Pero lo que fundamentalmente puede significar es la solución para aquellos propietarios de un vehículo de Tesla que no disponga de plaza de garaje en la que situar su punto de recarga vinculado.

Previsión de supercargadores en Nueva York
Previsión de supercargadores en Nueva York

Nueva York, Montreal, Toronto, Washington, Seattle y San Francisco

Un ejemplo de estos planes es Nueva York, y más concretamente Manhattan, donde hasta ahora Tesla instalado cargadores pertenecientes a su programa Destination Charging. Sin embargo en los mapas del fabricante aparece el proyecto de instalar allí tres supercargadores. Esto no pasará solo en Nueva York: en  Montreal, Toronto, Washington, Seattle y San Francisco también se da la misma circunstancia.

Es muy probable que esta decisión esté relacionada con la gran cantidad de reserva del Model 3 e incluso que las ubicaciones tengan mucho que ver con la procedencia de estas. La previsión para su puesta en marcha es finales de 2017.

¿Instalará Tesla supercargadores en el interior de las ciudades europeas?  Los mapas de planificación no muestran esta misma estrategia para el viejo continente aunque es cierto que el Model 3 no se espera por aquí hasta 2018  y Tesla actualizará estos mapas antes de su llegada.

Previsión de supercargadores en Whashington
Previsión de supercargadores en Whashington

Los supercargadores en el interior de las ciudades y la carga vinculada

En definitiva este es un movimiento inesperado por parte del fabricante americano que cambia por completo su política. Como sabéis, desde finales del año pasado, Tesla ha ido cambiando su política de pago en su red. Lo primero que hizo fue aplicar una tasa por inactividad, que penalizaba a los usuarios que no retiren el coche cuando esté completamente cargado. Posteriormente anunció que sus supercargadores dejarían de ser gratuitos a partir de los primeros 400 kWh, para los clientes que adquirieran su vehículo a partir de 2017.

Estas dos medidas son las que servirán a Tesla para controlar a sus clientes que no puedan disponer de carga vinculada y utilicen las estaciones urbanas. Un coche eléctrico debe contar con un punto de recarga vinculado, pero esa obligación no permite acceder a ellos a quien no posea un garaje, particular o comunitario. Con baterías de mayor capacidad puede ser posible el uso de un coche eléctrico sin punto de recarga vinculado, al no necesitar cargar cada día, aunque para ellos estos puntos de recarga rápida deben multiplicarse para absorber la gran demanda que esta situación puede provocar.

banner-corp728x90

1 Comentario

  1. La cuestión es que, tras estar trasteando la web de Tesla, si he visto que aparecen algunos Supercharger sombreados en varias ciudades españolas (como Madrid, Salamanca o Tordesillas) que pueden indicar esa misma situación.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here