Tesla anuncia medidas contra el mal uso de la red de supercargadores
Espera de varios Model S para recargar en el supercargador de Tejon Ranch

Tesla tomará medidas contra los propietarios de sus coches que hagan un mal uso de la red de supercargadores, pensada para facilitar los desplazamientos largos. Las quejas de otros usuarios a través de Twitter han hecho reaccionar a Elon Musk.

El buen uso de los cargadores de recarga rápida es fundamental para el desarrollo completo de la movilidad eléctrica. La mayor red de cargadores rápidos, los supercargadores de Tesla, no está exenta del mal uso por parte de algunos de los propietarios de sus coches eléctricos.

Los supercargadores no son un punto de recarga vinculado, sino ocasional y pensada para los desplazamientos más largos

La compañía californiana, en el momento de la compra, avisa a sus clientes sobre la necesidad de instalarse un punto de recarga vinculado en su casa y de que la red de supercargadores esta únicamente pensada para los desplazamientos más largos. Además suele ubicarlos, generalmente, alejados de los núcleos urbanos. A pesar de todo ello al han recibido numerosas quejas de propietarios que denuncian a otros por no retirar sus coches una vez que la recarga ha finalizado.

Monitorización de los supercargadores de Tesla
Monitorización de los supercargadores de Tesla

Desconexión remota y cobro por uso

Elon Musk ha utilizado Twitter, la misma vía por la que han llegado muchas de las denuncias, para avisar que tomará medidas contra estos usuarios. No ha especificado cual será la estrategia que evitará estos abusos aunque, a través de la misma red social, ya ha recibido algunas sugerencias. Gracias al alto nivel de comunicación de los coches de Tesla y el software implementado a bordo, una de las medidas sería desconectarlos de forma remota del punto de carga una vez finalizada esta, aunque esto no evita que el coche siga ocupando la plaza de recarga.

Supercargador de Tesla en Nebbenes, Noruega
Supercargador de Tesla en Nebbenes, Noruega

Con el anuncio  que Tesla hizo el mes pasado de comenzar a cobrar por las recargas a los coches entregados a partir del 1 de abril de 2017, una vez sobrepasados los primeros 400 kWh/año, se evitará, en gran medida, que se utilicen los supercargadores como puntos de recarga vinculados. Aun así esto no disuadirá a los que se ‘olviden’ recoger sus coches mientras realizan otras actividades, sin preocuparse que algún otro usuario necesite recargar.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here