renault-adoptara-el-estandar-CCS combo-2
Componentes del sistema eléctrico del Renault Zoe

Manteniendo su tecnología de carga de hasta 22 kW, Renault adoptará el estándar CCS Combo 2 en sus futuros modelos. Su intención es mantener la ventaja competitiva de la carga semi rápida y adoptar el estándar europeo.

La segunda generación de coches eléctricos con baterías capaces de ofrecer autonomías para viajes largos necesitan implementar un sistema de carga rápida. En el caso de Renault, con algunas consideraciones, su cargador Camaleon es capaz de asumir todas las potencias de carga, desde 3,7 kW hasta 43 kW en función del motor del coche, puesto que este lo utiliza para cargar.

El Renault Zoe puede montar dos motores diferentes combinados con la batería de 22 kWh (240 km de autonomía) o de 41 kWh (400 km de autonomía): los denominados R (regular, R90 240, R90 400) y los denominados Q (Quick Charge, Q90 240, Q90 400). Lo motores R, fabricados directamente por Renault admiten cargas desde 3,7 kW (monofásica) hasta 22 kW (trifásica). Los motores Q admiten cargas desde 3,7 kW (monofásica) hasta 43 kW (trifásica), pero se han dado casos de problemas en las cargas lentas.

En España, los motores Q que admiten carga rápida hasta 43 kW en trifásica, están, en principio pensados para flotas y empresas y se entregan bajo pedido. Esto no quita que los particulares no puedan acceder a él.

 

Sistema eléctrico del Renault Zoe. Renault adoptará el estándar CCS Combo 2
Sistema eléctrico del Renault Zoe. Renault adoptará el estándar CCS Combo 2

El último modelo y el que a partir de ahora será el más habitual para particulares es el Renault Zoe ZE 40 que corresponde al motor R90 con la batería de 41 kWh, cuyas entregas empiezan en España el 9 de enero. Este coche permite cargas lentas desde 3,7 kW hasta cargas semi rápidas hasta 22 kW. Con la batería completamente vacía el tiempo necesario para la recarga completa sería de aproximadamente 2 horas.

Renault adoptará el estándar CCS Combo 2 y mantendrá la recarga a 22 kW

Si bien el nuevo Renault Zoe ZE 40 mantiene la carga utilizando la tecnología del cargador Camaleon desarrollada por el fabricante francés algunos rumores hablan de una posible parada de esta tecnología en las próximas generaciones de sus coches eléctricos.

La recarga a 22 kW, el corazón de la estrategia de Renault

Eric Feunteun, director del programa de vehículos eléctricos de Renault desmintió estos rumores. “La carga hasta 22 KW es el corazón de nuestra estrategia y estará presente en nuestros próximos coches eléctricos. Para nosotros es una ventaja real del coche, sobre todos si consideramos el coste de los terminales de carga en comparación con los que utilizan corriente continua”.

En el caso de las flotas de empresas invertir  entre 4.000 y 6.000 euros en un punto de recarga de 22 kW en corriente alterna es mucho más asequible que el coste de un terminal en corriente continua. Además la flexibilidad del cargador Camaleon para cargar a 3,7 kW, 7,3 kW   (corriente monofásica) y 11 kW (en trifásica) es un factor que aumenta su ventaja en comparación con la competencia.

La entrada del fabricante galo en el consorcio CharIN eV, deja pocas dudas sobre que Renault adoptará el estándar Combo 2. El objetivo de esta asociación  es desarrollar y establecer el sistema de carga combinada CCS Combo como el estándar para la carga de todos los vehículos eléctricos del mercado.

Renault adoptará el estándar CCS Combo 2
Conector CCS Combo2

Será necesaria que nuestra recarga a 22 kW cohabite con la recarga rápida Combo 2 a 100 kW de potencia, que se ha impuesto en Europa. Esta es la información que queremos compartir para ayudar a los inversores a tomar las decisiones correctas en términos de infraestructura

Renault no ofrece detalles sobre la fecha de llegada de este conector combinado. Probablemente coincidirá con el lanzamiento de nuevas versiones del Zoe con más capacidad de batería, que llegarán más adelante.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here