volvo

Volvo Cars inauguró ayer de manera oficial una nueva línea de montaje de baterías en su planta de fabricación belga en Gante, donde comenzará a construir su primer coche totalmente eléctrico, el XC40 Recharge P8, a finales de este año.

La inauguración de la línea de montaje de baterías es el último punto de prueba de la ambiciosa estrategia de electrificación de Volvo Cars y su plan de acción sobre el clima. Su objetivo es reducir su huella de carbono por automóvil en un 40% entre 2018 y 2025, como primer paso hacia su objetivo de convertirse en una empresa neutral para el clima para 2040.

Además, durante los próximos cinco años, Volvo Cars lanzará un coche totalmente eléctrico cada año.

Geert Bruyneel, jefe global de operaciones de producción:

“Me complace celebrar esta ocasión trascendental con nuestros empleados aquí en Gante. Como la primera de nuestras plantas en obtener una línea de montaje de baterías, Gante desempeña un papel pionero a medida que continuamos preparando nuestra red de fabricación para la electrificación”.

Apuesta por la fabricación de baterías

En los próximos años, la producción de baterías se convertirá en una parte importante de las operaciones de fabricación globales de Volvo Cars, a medida que continúe electrificando toda su línea. La planta de Gante proporcionará una experiencia importante, que se exportará a otros centros de fabricación en términos de optimización de procesos y eficiencia.

A principios de este año, la compañía anunció la construcción de una línea de montaje de baterías en su planta estadounidense en Charleston, Carolina del Sur. Se espera que la construcción de esa línea de montaje comience este otoño.

Mercado asiático

La compañía también producirá vehículos eléctricos en una planta de fabricación operada por Volvo en Luqiao, China, donde los automóviles Volvo basados en la plataforma CMA se fabrican junto con modelos con fundamentos similares de las marcas hermanas Polestar y LYNK & CO.

Del mismo modo, el año pasado, Volvo Cars firmó acuerdos de suministro a largo plazo con dos proveedores líderes mundiales de baterías, CATL de China y LG Chem de Corea del Sur. Los acuerdos cubren el suministro de baterías durante la próxima década para los modelos Volvo y Polestar de próxima generación, incluido el XC40 Recharge P8.

Volvo XC40 Recharge P8

El XC40 Recharge P8 es el primer 100% eléctrico de Volvo. Como versión totalmente eléctrica del SUV XC40 más vendido, el primer Volvo en ganar el prestigioso premio Al Coche Europeo del Año, el XC40 Recharge P8 se basa en CMA, una avanzada arquitectura modular de vehículos desarrollada en el seno del Grupo Geely.

Te puede interesar

¿Se unirán Volvo y Geely para crear un nuevo grupo global fuerte?

Volvo Trucks quiere electrificar el transporte de mercancías en Estados Unidos

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here