Voi

VOI, la start-up sueca de patinetes electricos en alquiler compartido, ha vuelto a Madrid. Lo hace después de obtener la autorización del Ayuntamiento hace apenas una semana. VOI, que llegó a Madrid en octubre de 2018 tras la aprobación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, ha establecido un diálogo cercano con las autoridades locales para asegurarse de que su servicio se adapta correctamente a las necesidades de los ciudadanos de Madrid.

“Los patinetes son un nuevo medio de transporte, lo que significa que pueden crear fricciones con el resto de usuarios de la vía pública. Supone un reto, pero también demuestra el potencial transformador de la tecnología. Queremos trabajar con todos los actores de las ciudades y educar a nuestros usuarios para utilizar el patinete con seguridad. Creemos que los patinetes pueden mejorar la movilidad de los ciudadanos sin comprometer la accesibilidad de las ciudades”, sostiene Frederico Venancio, Director General de VOI en Iberia.

Siguiendo el diálogo mantenido con el Ayuntamiento de Madrid, VOI ha limitado sus operaciones a áreas específicas donde se permite que el usuario empiece o termine su viaje, en cumplimento con la normativa municipal.

Cada vez más ciudades están invirtiendo y apoyando los servicios de patinetes en alquiler compartido como medida para reducir el tráfico, hacer ciudades más sostenibles y proporcionar medios de transporte más flexibles que se ajusten a la demanda.

Diálogo con el Ayuntamiento de Madrid

Siguiendo el diálogo mantenido con el Ayuntamiento de Madrid, VOI ha limitado sus operaciones a áreas específicas donde se permite que el usuario empiece o termine su viaje, en cumplimento con la normativa municipal. Como en otras ciudades, VOI va a establecer un equipo de calle encargado de educar a los usuarios en como utilizar el servicio de manera segura y ser respetuosos con los ciudadanos y el resto de vehículos, así como un equipo de operaciones para retirar los patinetes estacionados de forma incorrecta o que puedan resultar un inconveniente para otros usuarios de la vía pública.

Al mismo tiempo, la compañía ha mejorado la información que ofrece a sus usuarios cuando van a utilizar un patinete. Esto incluye información sobre el seguro del que disponen, qué hacer en caso de accidente así como su derecho a acudir al sistema de arbitraje de consumo en caso de discrepancias con el servicio. VOI también explica a sus usuarios que no está permitido el uso del patinete en zonas peatonales y que deben aparcar en aparcamientos de bicicletas o motos, o aceras de más de 3 m.

“Estamos muy contentos de estar de vuelta en Madrid. Madrid es una ciudad muy abierta y pionera en sistemas de movilidad sostenible, por lo que hemos hecho un gran esfuerzo en adaptar nuestro servicio a las necesidades locales. Los madrileños son muy entusiastas con los patinetes eléctricos, por lo que no podíamos esperar a ofrecer nuestro servicio de movilidad respetuoso con el medio ambiente y accesible aquí”, continúa Frederico Venancio.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here