VMP

Es innegable la rápida aparición que los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) han tenido en las calles de todas las ciudades del mundo. Desde ASEPAL (Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual) ponen de manifiesto la escasa seguridad e información de la que disponen los usuarios a la hora de utilizar este tipo de vehículos.

España está viendo como, cada día, crece el número de VMP en las calles de sus ciudades. Son los jóvenes de entre 18 y 40 años los usuarios que más utilizan este tipo de vehículos para sus desplazamientos diarios. Una nueva forma de movilidad sostenible, económica y liguera que no necesita permisos especiales ni seguros que plantea un nuevo reto en materia de seguridad vial.

Según datos de la Fiscalía de Seguridad Vial, en 2018 se produjeron cerca de 300 accidentes con este tipo de vehículoss

Luis Gil, secretario general de ASEPAL:

“La falta de conciencia e información sobre el respeto de las normas de circulación y los adecuados EPI están provocando un aumento de accidentes ya no solo para los conductores también para los peatones”

Protección necesaria

La nueva instrucción provisional de la DGT sobre VMP determina dos elementos básicos de protección cuyo uso es obligatorio con el fin de minimizar los posible daños en caso de accidente.

En primer lugar, es necesario proteger la cabeza. El Reglamento General de Circulación no dispone de una regulación para este aspecto, por lo que la protección de la cabeza y de otras zonas del cuerpo estará regulada en la respectiva ordenanza municipal.

Por otra parte, en el aspecto de llevar prendas reflectantes o sistema de alumbrado, la instrucción provisional establece que, al conducir de noche, es obligatoria la utilización de prendas o elementos reflectantes.

Desde ASEPAL explican:

“Los nuevos conductores no son conscientes del riesgo que comporta su conducción y como consecuencia se incrementa el riesgo vial. Precisamente por eso, se trata de un colectivo que presenta un perfil de alto riesgo y que todos los agentes involucrados pongan el foco en su seguridad individual y ciudadana”.

En qué fijarse a la hora de adquirir protecciones

A la hora de adquirir equipos de protección específica, estos deben cumplir con el Reglamento (UE) 2016/425 (o con la Directiva 89/686/CEE si ya estaban puestos en el mercado antes del 21 de abril de 2019).

Desde ASEPAL recuerdan:

“Los cascos o las prendas que se usen deberán cumplir con el Reglamento EPI, aunque vayan a ser usados en el ámbito privado, ya que este Reglamento se aplica tanto al uso profesional, como al privado (con algunas excepciones)”.

Por último, es importante tener en cuenta el marcado CE, así como las normas aplicables que garanticen el correcto cumplimiento del reglamento. Aunque no todas las ordenanzas municipales obligan a utilizar EPI (Equipos de Protección Individual), la utilización de protecciones es fundamental a la hora de utilizar VMP en un entorno en el que coexisten con más vehículos.

Te puede interesar

Las 8 multas que te pueden poner con un patinete eléctrico

En vídeo: cómo circular correctamente en patinete por la ciudad

 

 

1 Comentario

  1. Es de esperar que cuando se establezca definitivamente lo que está permitido y lo que no, los problemas de seguridad y de convivencia disminuirán. Respecto al uso del casco, aunque la instrucción previa establece que es obligatorio, en cada ordenanza municipal se matiza esa obligatoriedad. Por ejemplo, en Valencia es obligatorio para los vehículos de tipo B y solo recomendable para los vehículos de tipo A.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here