Laponia finlandesa. Pruebas con un Porsche Taycan sobre cómo conducir en invierno sobre firme con hielo o nieve.
Laponia finlandesa. Pruebas con un Porsche Taycan sobre cómo conducir en invierno sobre firme con hielo o nieve.

World Car Awards ha publicado un informe sobre los desafíos que presenta conducir en invierno un vehículo eléctrico. El informe lo ha escrito un especialista tras realizar pruebas de conducción de un Porsche Taycan. Indica que es necesario cambiar la forma de pensar, así como un nuevo conjunto de habilidades cuando el suelo está resbaladizo.

Cada vez es más amplia la oferta del mercado de vehículos eléctricos y cada vez hay más entre los finalistas de los World Car Awards. Por ello, según el informe, es bueno recordar que nos enfrentamos a una serie de desafíos para conducir en invierno un vehículo eléctrico.

Ha sido un especialista del sector, finlandés, el que ha recordado que hay ciertas diferencias cuando se va a conducir en invierno un VE. Toni Jalovaara, que así se llama, explica que estaba probando un Porsche Taycan, uno de los candidatos a Coche del Año. Mientras realizaba la prueba pensó en  las enormes diferencias que hay entre conducir en invierno y verano.

Una cuestión de tracción, por supuesto, que en países como Finlandia adquiere una gran relevancia. Explica que estaba realizando la prueba en la Laponia finlandesa, donde la temperatura está por debajo de cero grados. Y, además, con un día de apenas una hora y quince  minutos de duración.

Neumáticos para conducir en invierno

Los neumáticos fueron un punto clave. No estaban utilizando neumáticos de invierno, porque el Taycan llega con un M+S. Es evidente que ese tipo de neumático para las carreteras con nieve y hielo no es el mejor.

Jalovaara explica:

“Teniendo en cuenta los neumáticos y sus capacidades de tracción, la retirada se realizó con precaución. El Taycan tiene motores eléctricos tanto delanteros como traseros y aceleró casi lo mismo que en verano. Desde detrás del volante, uno podría no darse cuenta de que el camino estaba resbaladizo. Al menos no hasta que tuvieras que girar o detenerte. ¡Solo en ese punto te darás cuenta de que no puedes vencer las leyes de la física!”.

Explica que al volante de un 4×4 es más fácil moverse y acelerar, pero también no caer en la cuenta de la pérdida de tracción. El conductor puede no ser consciente de las condiciones de la vía hasta que gire o se detenga. Y eso, con un vehículo eléctrico, puede empeorar por su silencio inherente. Al respecto añade:

“Los motores eléctricos también pueden estar mejor conectados con todos los sistemas electrónicos del automóvil que en un vehículo de combustión. En los autos eléctricos, todo funciona a la perfección para una conducción suave. Esa fluidez puede ocultar al conductor los peligros que pueden acechar en la carretera, como una tracción muy baja”.

Añade que, durante la prueba en Laponia,  la tracción entre la carretera y los neumáticos, más 500 CV de potencia, crearon un desequilibrio. Aun así, fue posible conducir con seguridad. Fueron necesarios paciencia y autocontrol.

Hielo y nieve en las pruebas al Porsche Taycan
Pruebas extremas a las que la marca sometió al Porsche Taycan en el Círculo Polar Ártico.

Sobre pista y circuito

Cuando empezaron las pruebas sobre pistas y circuitos fue cuando se dio cuenta que sus conocimientos sobre la conducción de un vehículo de combustión no valían para conducir un vehículo eléctrico. Pero:

“Conducir el Taycan en la pista de hielo con todas las ayudas electrónicas apagadas me enseñó mucho.

Por ejemplo, normalmente cuando la parte trasera comienza a deslizarse, giras hacia la dirección hacia la que deseas ir. Con el Porsche Taycan, giras ilógicamente hacia la otra dirección. ¡Y presiona para obtener más potencia con el pedal correcto!

Cuando estés listo para hacer estas cosas contra viento y marea, puede controlar estos coches eléctricos hasta el límite con la última tecnología. Afortunadamente, tales situaciones están lejos de ser normales y los automóviles actuales tienen más y más sistemas de seguridad que respaldan al conductor”.

Jalovaara termina diciendo que lo que es más importante para conducir en invierno es algo simple:

“Si la calle o la carretera están resbaladizas bajo tus pies, entonces cuatro ruedas motrices, incluso con buenos neumáticos de invierno, no cambia ese hecho. Con un automóvil eléctrico moderno, puedes comenzar tu viaje sin percibir una baja tracción. Esa situación podría hacer que conducir fuera peligroso, por lo que se necesita más consideración de lo normal.

Si sospechas que la tracción es limitada, verifica que no haya vehículos a tu alrededor e intenta frenar. Lo que suceda entonces te dirá la verdad sobre las condiciones”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here