Dos interesantes titulares nos deja la intervención ante la prensa de Kenichiro Yoshida, presidente de Sony, previa a la apertura de la Feria de la Electrónica de Consumo de Las Vegas (CES), en EE.UU.

El grupo Sony ha anunciado su intención de crear una nueva unidad de negocio de vehículos eléctricos mientras explora la posibilidad de comercializar sus hasta ahora prototipos enchufables.

El interés de Sony en la industria automotriz se produce en un momento en el que la competencia en el sector se ha intensificado a nivel global por el endurecimiento de regulaciones medioambientales que han llevado a los fabricantes a enfocarse en el desarrollo de estos vehículos para tratar de reducir las emisiones de carbono.

Sony Mobility

La nueva rama de negocio, que se establecerá esta primavera, se llamará Sony Mobility y se centrará en optimizar el uso de la inteligencia artificial (IA) y la robótica en coches eléctricos. Su objetivo será “explorar” la viabilidad de la entrada del grupo en el negocio de este tipo de vehículos.

Y la evolución del Sony Vision-S hacia SUV

El segundo gran titular es la presentación de un nuevo prototipo eléctrico. Se trata de una evolución del Sony Vision-S que debutó en el CES 2020, pero con configuración Sport Utility Wagon (SUV).

El nuevo modelo tiene capacidad para siete plazas. Entre sus novedades, la incorporación de altavoces integrados en los asientos para crear un campo de sonido tridimensional. No se ha informado ni del precio ni de plazos de lanzamiento.

El entusiasmo generado después de que Sony mostrara su primer prototipo eléctrico hace dos años “nos alentó a considerar más a fondo cómo podemos aportar creatividad y tecnología para cambiar la experiencia de desplazarse de un lugar a otro”, ha dicho Yoshida durante su comparecencia.

Sony Vision-S

Sony ha presentado el Vision-S como “una iniciativa destinada a contribuir a la evolución de la movilidad”.

El debut de este prototipo fue una de las mayores sorpresas del evento en la edición de 2020. Equipado con tecnología de conducción autónoma y desarrollado en colaboración con varios fabricantes del sector como la alemana Benteler y la canadiense Magna.

Para demostrar este concepto en el mundo real, Sony ha iniciado las pruebas en la vía pública en Europa en diciembre de 2021. En estos test se analizan, entre otros parámetros, la seguridad y la experiencia del usuario de la tecnología de imágenes y detección instalada dentro y fuera del vehículo.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here