Škoda

Škoda Auto ya produce sistemas de batería para vehículos totalmente eléctricos basados en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen en su planta de Mladá Boleslav (República Checa). De este modo, la instalación es la primera del grupo en producir sistemas de baterías MEB fuera de Alemania.

Según ha informado Škoda Auto, cerca de 250 empleados producirán 250.000 sistemas de baterías MEB al año. Estos sistemas se instalarán, además de en los vehículos Škoda, en los modelos MEB de Volkswagen, Audi y Seat.

Las baterías de los modelos MEB

La versión más pequeña dotada de ocho módulos tiene una capacidad de 55 kWh, mientras que la capacidad de la versión media, formada por nueve módulos, es de 62 kWh. La batería más grande, que cuenta con 12 módulos, ofrece una capacidad de 82 kWh.

Además de los módulos, cada uno de los cuales está compuesto por 24 celdas, los componentes de un sistema de baterías MEB incluyen una carcasa de batería con sistema de refrigeración integrado, un sistema de gestión de la batería y las conexiones eléctricas necesarias.

Advertisement

Škoda Auto también fabrica otros componentes eléctricos en Mladá Boleslav. En concreto,  las baterías de tracción de alto voltaje que se utilizan en el SUPERB iV, el OCTAVIA iV y en los vehículos híbridos enchufables de otras marcas del Grupo se han producido aquí desde el otoño de 2019.

Škoda Strategy 2030

El fabricante de automóviles tiene previsto producir vehículos o componentes eléctricos en los tres centros de producción para finales de esta década. El objetivo es salvaguardar a largo plazo los puestos de trabajo existentes y al mismo tiempo crear otros nuevos. Para entonces, la empresa espera haber aumentado la cuota de ventas de coches totalmente eléctricos en Europa hasta entre el 50 y el 70%, en función de la evolución del mercado.

Para ello, la gama eléctrica de Škoda Auto incluirá al menos otros tres vehículos eléctricos de batería (BEV), que se situarán por debajo del ENYAQ iV en términos de precio y tamaño.

Škoda

Declaraciones

Michael Oeljeklaus, responsable de Producción y Logística del Comité Ejecutivo de Škoda Auto, afirma:

“Hoy es un día muy especial para Škoda Auto: Con la puesta en marcha de la producción de los sistemas de baterías MEB, estamos fabricando el componente clave en el corazón de la empresa. Esto significa que hemos alcanzado otro objetivo en nuestra exitosa transición hacia la electromovilidad. Me gustaría expresar mi agradecimiento a todo el equipo por el intenso trabajo realizado en los últimos meses para poner en marcha esta nueva línea de producción. Hemos invertido alrededor de 130 millones de euros y ahora podemos producir hasta 250.000 sistemas de baterías MEB al año, para los modelos electrónicos de ŠKODA y los de otras marcas del Grupo. Nuestro objetivo es bien claro: aspiramos a producir componentes o vehículos eléctricos en las tres plantas checas de aquí a 2030”.

Christian Bleiel, director de Producción de Componentes de Škoda Auto, añade:

“Nuestra nueva línea de montaje del sistema de baterías MEB establece unos estándares de eficiencia, automatización, precisión, limpieza y digitalización. A la hora de poner en marcha la compleja tecnología de la planta, nos basamos en los conocimientos y la experiencia que hemos adquirido a lo largo de las décadas y depositamos nuestra confianza en nuestro personal altamente motivado y cualificado. En colaboración con VW Group Components, nuestras empresas asociadas y proveedores, estamos dando un paso importante para la transición del motor de combustión a la electromovilidad mediante la fabricación de sistemas de baterías. Alcanzaremos el siguiente hito a finales de 2023, cuando pongamos en marcha la segunda fase de expansión, que nos permitirá producir un total de más de 380.000 sistemas de baterías por año”.

Te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here