Power Dot ha conseguido 150 millones de euros de financiación para continuar con la expansión de su red de recarga en Europa. La compañía cuenta ya con 5.000 cargadores en seis países y espera superar los 14.000 en 2025

Fundada en 2018 en Portugal, Power Dot tiene como principal línea de negocio la instalación de cargadores públicos. Está operativa en seis países europeos: Potigal, Francia, España, Bélgica, Luxemburgo y Polonia.

En España, Power Dot cuenta con más de 150 puntos de recarga repartidas en más de 50 localizaciones y 20 provincias. Aquí, el el 90% de su red es de carga rápida o ultrarrápida.

Inversión de 150 millones de euros

Power Dot ha firmado un acuerdo con el fondo francés de infraestructuras Antin por el que este invertirá 150 millones de euros para colaborar en la instalación de una red de recarga rápida a nivel europeo.

“Se trata de una de las mayores operaciones de recarga de vehículos eléctricos a nivel mundial”, recalcan desde Power Dot.

El operador de recarga luso ha conseguido el respaldo de uno de los mayores fondos de infraestructuras del mundo –con más de 22.000 millones de euros en activos bajo gestión– para consolidarse como líder del mercado de la recarga en destino.

“Antin solo apuesta por compañías sólidas y con buen flujo de caja, por lo que la confianza que ha depositado en Power Dot es un reconocimiento al trabajo que hemos realizado por la industria de la movilidad eléctrica en toda Europa”, explica el General Manager, Joao Seabra.

power dot

14.000 puntos de recarga en 2025

Power Dot se diferencia por ser una de las únicas empresas que ofrecen una solución que aglutina la inversión, la operación, el correspondiente mantenimiento y la atención al cliente.

Desde que inició su actividad en diciembre de 2018, su red de carga ha permitido ahorrar más de 5.800 toneladas de emisiones de C02 y ha cerrado acuerdos con empresas líderes como CBRE, Uber o IBIS Hotels. Además, ha logrado posicionarse como uno de los OPCs (Charge Point Operator) con mayor crecimiento en Europa.

“Nacimos con la misión de integrar los puntos de recarga en la vida de las personas a través de la instalación de cargadores en lugares cotidianos y muy transitados. Esta inversión potencia nuestra razón de ser como compañía y nos convierte en uno de los operadores mejor financiados”, comenta Seabra.

Con la inversión de Antin, la compañía espera cerrar 2025 con una red de recarga Çeuropa de 14.000 puntos. En España, las previsiones apuntan a 1.500 puntos de recarga en esa fecha y superar los 3.500 en 2030.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here