Sam Bird, del equipo DS Virgin, consiguió hacerse con el primer puesto del primer ePrix de la Fórmula E celebrado en la ciudad de Roma. Le siguieron Lucas Di Grassi de Audi y André Lotterer de Techeetah. Vergne, que terminó quinto, se mantiene líder de la competición con 119 puntos.

“Si soy honesto, nunca pensé en estar sentado aquí”, dijo Sam Bird, momentos después de lograr la victoria en la carrera inaugural de la FIA Fórmula E del Campeonato de ABB en Roma. “Si Rosenqvist no hubiera cometido ese error, creo que habría ganado aquí. ” Tras su victoria en Roma, Bird alcanza el segundo puesto de la clasificación, acortando distancias con el líder del campeonato, Jean-Eric Vergne (Techeetah), que cuenta con 119 puntos.

Felix Rosenqvist, llamado a ganar en Roma, tuvo un choque con la rueda trasera contra un bordillo en la vuelta 23. “¡Acabo de golpear el bordillo!”, gritó un Rosenqvist exasperado por la radio, informando a que equipo, que vio como otra victoria que habían anticipado fácil se les escapaba. Aún así, el piloto sueco mantiene la tercera posición de la tabla con 82 puntos, restándole una distancia de 37 con el líder del campeonato Vergne.

Fórmula E
Sam Bird celebrando su victoria en el ePrix de Roma

Con Rosenqvist fuera de combate, la batalla por el podio se intensificó entre Mitch Evans, de Panasonic Jaguar Racing, Lucas Di Grassi de Audi Sport Abt Schaeffler y André Lotterer de Techeetah.

Después de dos vueltas luchando contra Bird, el piloto de Jaguar quedó agotado. “Tuve dos vueltas realmente altas en consumo luchando contra Sam y luego los pilotos que llevaba detrás acabaron venciéndome. Obviamente, podría haber ganado hoy pero fui muy impaciente tratando de pasar a Sam.”

Tras la gran carrera disputada en Roma, la siguiente carrera tendrá lugar en París, cuna de la Fórmula E.

Andre Lotterer, de Techeetah, consiguió el tercer puesto tras sobrevivir a la dura pugna en el frente de la carrera. El piloto alemán logró defender los ataques de sus perseguidores y efectuar buenos movimientos sin descuidar los niveles de energía de su monoplaza. “Todo el mundo es inteligente en este campeonato, por lo que se necesita ser inteligente para participar de manera competitiva y adaptarse a lo que ocurre en cada momento, se trata de jugar la carta correcta en el momento adecuado”, dijo Lotterer después de la carrera.

Otra gran batalla se libró en las últimas posiciones entre Jerome d’Ambrosio de Dragon Racing y Antonio Felix Da Costa, ambos con el objetivo de mejorar su posición en la segunda mitad de la temporada. “Creo que es el mejor resultado que hemos tenido esta temporada y creo que es el mejor evento que he visto en la Fórmula E-de lejos. La cantidad de personas hace una gran diferencia y había fans por todas partes, la gente animó mucho y creo que les hemos regalado un buen espectáculo”, dijo D’Ambrosio, tras finalizar séptimo habiendo comenzado la carrera en la posición 16.

Con la campaña europea de Fórmula E en un estado de competitividad feroz, la presión sólo está aumentando a medida que nos acercamos más al final de la temporada en la ciudad de Nueva York el 14 y 15 de julio. En la parte superior de la tabla, sólo hay 37 puntos entre el líder del Campeonato Jean-Eric Vergne (119 puntos) y Rosenqvist en tercera posición (82). 

Tras la gran carrera disputada en Roma, la siguiente carrera tendrá lugar en París, cuna de la Fórmula E. Por tercera vez en la historia del campeonato, los pilotos correrán alrededor del histórico complejo de Les Invalides, en el corazón de la ciudad.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here