Renting de coches eléctricos. Hyundai Kona EV

La movilidad sostenible sigue marcando tendencia en el sector automovilístico. Cada vez son más los modelos eléctricos disponibles en el mercado, y el renting de coches eléctricos constituye una opción sólida para muchos conductores que aun consideran los vehículos eléctricos como un territorio desconocido. Expertos del sector consideran que el renting ofrece una gran oportunidad para aquellos conductores que no quieren dar el paso de comprar en propiedad un modelo de este tipo y que buscan una alternativa convincente para adquirirlo y emplearlo a medio plazo antes de tomar una decisión definitiva.

Las cifras hablan por sí solas: en el acumulado de matriculaciones a septiembre de 2020, 6.087 unidades de distintas modalidades de coches eléctricos corresponden al contrato del renting, según las cifras ofrecidas por la Asociación Española de Renting (AER). Esto se traduce en un 27,19% de aportación del renting a las matriculaciones totales de eléctricos en el parque automovilístico español. O lo que es lo mismo: uno de cada tres coches eléctricos matriculados en España cuentan con contrato de renting, un dato revelador de la gran apuesta de las compañías de renting por la movilidad sostenible.

La barrera del precio en la compra de un coche eléctrico

Una de las barreras tradicionalmente vinculadas a este tipo de vehículos se identificaba con su elevado precio. Sin embargo, el renting de un coche eléctrico supone un interesante ahorro para el consumidor medio, permitiendo concentrar en una cuota mensual única todos los gastos relacionados con el coche. Además de disminuir el precio del alquiler del coche en sí mismo, incluye los gastos del seguro a todo riesgo, impuestos de circulación, mantenimiento y revisión del vehículo. Un factor muy valorado por los conductores, en una época donde cada euro cuenta y se buscan alternativas con mayor flexibilidad que la compra en propiedad de un vehículo.

Un sector concienciado por el cambio climático

Las decisiones gubernamentales y empresariales para impulsar la fabricación de vehículos sostenibles ha sido una tendencia progresiva en los últimos años. El mensaje va calando paulatinamente en los consumidores, ya que cada existen mayores restricciones para los modelos de combustible tradicional y más ventajas para los modelos menos contaminantes. El distintivo medioambiental de la DGT está cada vez más presente en los vehículos que circulan por España, permitiendo acceso exclusivo en barrios restringidos de grandes ciudades y descuentos en zonas de estacionamiento regulado.

Advertisement

Además, el contexto de la crisis del coronavirus ha acelerado los planes del gobierno a la hora de renovar el parque móvil nacional. Dos objetivos destacan: dinamizar una industria afectada por la crisis económica derivada de la pandemia e impulsar la comercialización de modelos con menos emisiones contaminantes o sin ellas. En este sentido, los coches eléctricos y sus conductores son los grandes beneficiados de estas decisiones. Tanto los modelos híbridos que combinan motor eléctrico con combustible tradicional (gasolina o diésel) como los puramente 100% eléctricos, reciben grandes ayudas en este contexto.

Subvenciones

El Plan Moves cuenta con una dotación de cien millones de euros, siendo una de sus líneas de actuación el impulsar la compra de vehículos con cero o menos emisiones contaminantes, con subvenciones que pueden alcanzar hasta 5.500 euros en particulares. Existen una serie de requisitos que se deben cumplir para alcanzar la máxima cuantía estipulada en el plan, como achatarrar el vehículo anterior o que este tenga larga antigüedad. En ese sentido, el gobierno ha tomado buena nota de las tendencias el mercado del motor y los usuarios de coches de renting se encuentran incluidos en estas ayudas. Un “win-win” absoluto tanto para el cliente como para las compañías de renting

Una mejora en la experiencia de conducción

Los modelos eléctricos no se limitan a suponer un ahorro a largo plazo para los clientes y la mejor alternativa sostenible con el medioambiente, sino que su tecnología mejora considerablemente la experiencia de conducción. El rendimiento energético, las ayudas en conducción y los asistentes de seguridad vial otorgan un plus interesante a todos los conductores que deciden apostar por estos modelos. Un elemento inseparable a la tecnología eléctrica lo encontramos en el cambio de marchas automático. A la hora de circular en entornos urbanos, la única preocupación del conductor será la de frenar y acelerar durante la conducción por contar solo con tres opciones: arrancar la marcha, dar marcha atrás y punto muerto. Otro apunte muy interesante al hablar del motor del coche eléctrico, es que este tipo de coches destacan por la ausencia de ruido. Sus motores son mucho más silenciosos que los tradicionales de diésel o gasolina, otorgando una mayor tranquilidad.

Más seguros y eficientes

Otra característica habitual de los vehículos con motor 100% eléctrico es la frenada regenerativa, una tecnología muy habitual en modelos de competición. Esto permite aprovechar la energía del frenado para recargar la batería. A nivel conducción, esto se traduce que al circular en entornos urbanos, nada más levantar el pie del acelerador, el coche comienza a detenerse. De este modo, podremos conducir de forma más relajada y a medio plazo supone un considerable ahorro en la revisión y mantenimiento del sistema de frenado.

 

A la hora de destacar otra de los cambios más importantes al conducir un coche con motor eléctrico, lo encontramos en sus puntos de carga eléctrica. Por lo general, los coches eléctricos cuentan con un adaptador de corriente eléctrica para recargar la batería en una plaza privada de garaje. Sin embargo, existe la posibilidad de estacionar estos coches en puntos de carga públicos. La inmensa mayoría de estos cargadores son gratuitos, lo que supone a medio y a largo plazo un ahorro considerable. Los gobiernos locales continúan ampliando el número de puntos de carga en distintos puntos de cada ciudad, acorde con el número de conductores que se inclinan por circular con un coche eléctrico, adquirido bien en propiedad como a través del renting.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here