Endesa X, Iberdrola y la cadena de comida rápida avanzan en su acuerdo para la instalación de puntos de carga rápida en los aparcamientos de los restaurantes McDonald´s. 

No vamos a entrar en la eterna discusión de si cuál de las dos cadenas de hamburguesas más conocidas del mercado tiene la mejor carne. Tampoco qué patatas fritas son las más crujientes o en cuál el sirope de fresa del helado es más natural. Elecciones gastronómicas a un lado, sí vamos poner sobre la mesa un argumento para decidir comer en el McDonalds: sus 49 puntos de carga para coches eléctricos que serán 150 antes de que termine el año.

Los cargadores para vehículos eléctricos de McDonalds son puntos de carga rápida, que van desde los 25 kW, hasta los 350 kW; también hay puntos de 50 kW y 150 kW.

Con este despliegue, la cadena de comida rápida pone a disposición de sus clientes puntos de carga que permiten cargar en menos de media hora hasta el 80% de la capacidad total de la mayoría de los eléctricos.

Cada instalación requiere una inversión que, de acuerdo con los datos facilitados por la compañía de restauración, alcanza los 80.000 euros. Aún así, no es obligatorio consumir en el restaurante para usar los puntos de carga.

150 restaurantes McDonalds tendrán cargador para vehículos eléctricos

Desde que Endesa X, Iberdrola y McDonald´s iniciaran su colaboración, son 46 los restaurantes en los que ya se han instalado puntos de carga. El objetivo es que la cifra supere los 150 cargadores antes de que termine el año.

Esta iniciativa forma parte de los compromisos de sostenibilidad de McDonald’s, y al mismo tiempo, se enmarca dentro del movimiento colaborativo “Happy Change”, que la cadena presentó hace justo un año y que continúa impulsando con distintas iniciativas, entre las que se encuentra la instalación de electrolineras.

En palabras del Director General de McDonald’s, Luis Quintiliano: “Contar ya con casi 50 electrolineras instaladas y más de 90 adicionales en proyecto en solo un año es un logro del que nos sentimos muy orgullosos. Y esto ha sido posible gracias a la colaboración con nuestros partners, Endesa X e Iberdrola, y a la involucración y compromiso de nuestros socios, los franquiciados”.

Y añade: “Poner freno al cambio climático es algo que no podemos hacer solos. Por eso, en 2021, además de continuar con la instalación de más puntos de recarga, vamos a seguir impulsando nuestro movimiento Happy Change. Creemos que, cuantos más seamos, más grande y positivo será el impacto que tienen nuestras acciones sobre el medio ambiente”.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here