Wallbox ha cerrado una ronda de financiación de 33 millones de euros para ayudar a impulsar su expansión a nuevos mercados y satisfacer la demanda mundial de cargadores para vehículos eléctricos.

Wallbox, compañía española afincada en Barcelona y especializada en la fabricación y comercialización de puntos de carga para vehículos eléctricos, ha conseguido el dinero que necesitaba para poner en marcha sus planes de expansión por Europa.

La noticia llega unos meses después de que Wallbox cerrara la compra de una participación mayoritaria en Electromaps, la plataforma digital global de accesibilidad a puntos de recarga en la Península Ibérica, ya sean gratuitos o de pago. “Se trata de una operación estratégica, ya que, al incluir el acceso a la recarga pública en nuestro portafolio de servicios, avanzamos aún más hacia la creación de un ecosistema completo de carga de coches eléctricos en los mercados donde actuamos”, decía entonces Enric Asunción, CEO de Wallbox.

Ahora sabemos que la adquisición de Electromaps era solo un paso en una estrategia a largo plazo y que paso por hacer de Wallbox una compañía referente en la carga de vehículos eléctricos en Europa. A lo que también contribuirá el lanzamiento de Supernova, su primer cargador público rápido.

33 millones de euros para llevar los cargadores Wallbox a toda Europa

En un comunicado, la compañía habla de la inversión conseguida como “el respaldo más reciente” a su tecnología. Con el dinero afirma que podrá “fomentar su misión de reducir la dependencia mundial de los combustibles fósiles”.

Wallbox ha conseguido el dinero que necesita para su plan de expansión en Europa gracias al apoyo de varios inversores: Cathay Innovation y WIND Ventures han liderado la ronda; también aportarán capital inversores ya existentes como Iberdrola o Seaya Ventures, entre otros.

Estos nuevos fondos financiarán iniciativas estratégicas de crecimiento, como la apertura de nuevas oficinas en Europa, la ampliación de las instalaciones de fabricación e Investigación y Desarrollo, así como la contratación de más de 400 nuevos empleados.

Asunción, ha destacado que la nueva financiación les permitirá “seguir desarrollando nuevas tecnologías y entrar en nuevos segmentos”, lo que significa “un gran logro” hacia su objetivo de reducir la dependencia mundial de los combustibles fósiles.

La compañía adelanta que una “parte importante” de los fondos se destinará al desarrollo de productos para el sector de recarga pública y a la capacidad de fabricación a escala mundial para asegurar una mayor cuota de mercado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí