Precio coche eléctrico
Sistema de carga CCS Combo

Según la última encuesta realizada entre nuestros lectores, el 77,3% cree que el precio es el principal freno a la compra de un coche eléctrico, seguido de la autonomía con el 13,4% y de la instalación de punto de carga para el 9,4%.

La transformación del parque móvil en eléctrico es un objetivo que se han marcado todos los gobiernos europeos y por ende todos los fabricantes de automóviles. Ya no queda nadie ajeno al cambio y el proceso está en marcha. Lo que queda por definir es la velocidad a la que queremos que esto suceda, y parece que el precio de venta del coche eléctrico es el principal determinante.

Según se advirtió en el último webinar del Foro Nissan celebrado recientemente, el consumidor español es muy sensible al precio y se tiene muy en cuenta la rebaja de impuestos y las ayudas, por lo que sería una medida clave para la electrificación. Y no dejamos de mirarnos en el espejo de Noruega, un país que eliminó el IVA de los coches eléctricos y consiguió equiparar el precio con los coches de combustión. El efecto fue que en marzo de 2019 se superó el 50% de venta de este tipo de vehículos. 

Hemos hecho numerosos análisis en los que vemos que el precio real del coche eléctrico se determina una vez pasados al menos 3 años desde su compra. Y es que los costes de combustible, mantenimiento e impuestos hacen que el coche eléctrico sea mucho más rentable una vez amortizada la diferencia. Pero, ¿Quién está dispuesto a hacer un desembolso superior de inicio para tener ahorros mayores a partir de los 3 años?

Advertisement

Es verdad que en la compra de un coche eléctrico pesan otros factores como la conciencia sostenible, el placer de la propia conducción en silencio, la suavidad de marcha o el simple hecho de destacar del resto. Sin embargo el precio inicial del coche eléctrico supone que el 77,3% de nuestros lectores lo sitúe como determinante en la decisión de compra. Muy por encima del estigma de la autonomía que supone tan sólo un 13,3% de los votos, o del de la instalación del punto de carga con el 9,4%.

¿Subvenciones o reducciones fiscales?

La pregunta se viene abordando desde hace años y aún se debate sobre las mejores medidas para incentivar la compra de coches eléctricos. Parece que las ayudas mediante los planes MOVES no han tenido la repercusión necesaria. La mayoría de las veces por falta de fondos y lentitud administrativa que ha hecho que los usuarios hayan descartado la opción de compra por la dificultad en obtener las ayudas. 

Así que las asociaciones como AEDIVE, GANVAM o ANFAC están reclamando exenciones o rebajas de IVA en la compra, alquiler o renting de vehículos eléctricos, que igualen precios de venta con los vehículos de combustión. 

Dejar abierta esta posibilidad puede suponer la falta de control del Estado sobre una parte muy importante en la recaudación fiscal. Y este es un debate que a buen seguro seguirá estando sobre la mesa de los ministerios de Transición Ecológica y de Hacienda.

Entre tanto, los usuarios ya han expresado su demanda. Precios adecuados a mercado o alternativas para igualarlos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here