Acuerdo Porsche Mobileye SuperVision

Mientras la conducción autónoma total no termina de llegar, continúan evolucionando los sistemas de asistencia al conductor (ADAS) de Nivel 2 SAE, como Mobileye SuperVision™. Esto significa que el conductor puede gozar de ciertas automatizaciones en dirección, acelerador o freno sin que deje de mirar a la carretera, incluso en marcas como Porsche.

La empresa israelí Mobileye se ha convertido en un referente en cuanto a sistemas semiautomáticos de conducción y lleva trabajando tiempo con el Grupo Volkswagen. Los nuevos desarrollos de Porsche contarán con esta tecnología para facilitar la vida a sus conductores, siempre y cuando quieran usarla, ya que de momento no habrá ningún Porsche que conduzca solo.

Mobileye SuperVision™ es una solución integrada de hardware y software, es decir, todos los componentes necesarios para que funcione y la programación para obtener resultados de ellos. Esta solución se basa en un conjunto de sensores para que una inteligencia artifical sea capaz de “ver” el entorno y poder tomar decisiones rápidamente en un entorno cambiante.

Acuerdo Porsche Mobileye SuperVision

Como podemos ver en el gráfico, Mobileye SuperVision™ se compone de una cámara delantera principal y otra de largo alcance, complementada con cámaras laterales, cámara trasera, y cámaras perimetrales para función de aparcamiento. La visión artificial se complementa con un radar de largo alcance frontal y cuatro radares de esquina, de menor alcance, para detectar vehículos próximos.

Los ingenieros de Porsche se ocuparán de la integración en los nuevos modelos, y también se ocuparán de la función que vigila la atención del conductor. En los sistemas de Nivel 2 SAE es imprescindible conocer el estado de atención del conductor, ya que si deja de estar pendiente de la carretera, debe recibir advertencias y, si las ignora, las ayudas se acaban desconectando.

De esta forma se pretende evitar un uso peligroso de las ayudas, algo que no se ha parado de ver en los últimos años en coches de otras marcas, con conductores que se creen más listos que nadie tratanto de engañar a los sensores del volante o del asiento (si los tiene). Además, la integración de Mobileye SuperVision™ incluirá una intuitiva interfaz de usuario en el sistema de infoentretenimiento de la marca, Porsche Communication Management.

Gama de Porsche

Los sistemas de conducción semiautónoma se pueden utilizar con las manos en el volante, recibiendo pequeñas correcciones al abandonar el carril de forma involuntaria y manteniendo una distancia de seguridad con otros vehículos, o soltando completamente las manos. En situaciones como retenciones de tráfico o atascos, la comodidad es máxima, porque el conductor solo ha de preocuparse de tocar el acelerador si, tras una detención, el tráfico se mueve, y cambiar de carril.

Con Mobileye SuperVisionTM, los coches pueden seguir las rutas de navegación elegidas por el conductor, cambiar de carril de forma autónoma y adelantar automáticamente a los vehículos más lentos en carreteras de varios carriles por cada sentido, pero no en vías secundarias y con tráfico de frente.

Te puede interesar…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí