Postes de recarga y vehículos eléctricos, parte del objetivo del Plan VEA

El Plan VEA (Vehículos de Energías Alternativas) fue aprobado ayer junto a los Presupuestos Generales del Estado 2018 en el Pleno del Congreso. El mismo incluye una partida de 66,6 millones de euros en concepto de ayudas a la movilidad energéticamente eficiente y sostenible.

En abril del presente 2018, ya hacíamos referencia a la, entonces, futura aprobación del Plan VEA. Y así ha sido en los Presupuestos Generales de 2018. Aunque se ignora la fecha desde la que se podrán hacer las solicitudes a la web del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), será éste el encargado de gestionar una partida de 50 millones de euros.

Esta cantidad, del total de 66,6 aprobados, irá destinada a la compra de vehículos etiquetados como eficientes por la DGT – vehículos eléctricos (incluidas motocicletas), gas licuado del petróleo (GLP), gas natural comprimido (GNC) y licuado (GNL)-, pero el sector del automóvil y de la movilidad eléctrica considera insuficiente la cantidad de esta partida, con más motivo porque se conocía con bastante anticipación este presupuesto y los concesionarios ya estaban preparados para iniciar las solicitudes. Es previsible que la cantidad adjudicada a la ayuda para la compra se agote en apenas un par de días, como ocurrió en 2017 con el Plan MOVEA, que recogía ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas y se agotó en apenas 24 horas desde su lanzamiento.

Es previsible que la cantidad adjudicada a la ayuda para la compra se agote en apenas un par de días, como ocurrió en 2017 con el Plan MOVEA

Plan VEA-Infraestructuras

En cuanto a los 16,6 millones restantes, irán destinados a infraestructuras y estarán gestionados por Industria, que desglosará la cantidad dotando 80.000 euros a sociedades, entidades públicas empresariales, fundaciones y resto de entidades del sector público estatal; 80.000 euros a comunidades autónomas; 1,1 millones a entidades locales; 8,84 millones a empresas privadas y 6,5 millones a familias e instituciones sin ánimo de lucro.
El sector prevé que la parte correspondiente a infraestructuras estará operativa más tiempo, sin ir más lejos la dedicada a postes de recarga de vehículos eléctricos, ya citada en la noticia a la que puesto que el volumen de vehículos eléctricos, a pesar del crecimiento del sector, sigue siendo bajo.

Diversidad de combustibles alternativos

Ciertas ventajas fiscales

Por otro lado, según Europa Press, una enmienda presentada por el Partido Popular a los Presupuestos, y aprobada, recoge las ventajas fiscales que tendrán durante los próximos tres años aquellas compañías automovilísticas que publiciten el Salón del Automóvil de Barcelona.

2 Comentarios

  1. Además la ayuda tributa como un ingreso del que no se ha pagado irpf, con lo que la declaración de renta devuelve al estado la mitad de la ayudestafa.
    Eso no lo mencionan ni los concesionarios ni los medios de comunicación. Incluidas las webs como la presente.

  2. Una ayuda que se agota en menos de 24 horas no se puede considerar ayuda ya que no alcanza a todos los solicitantes, únicamente a unos pocos.
    Mejor harían en bajar la presión fiscal a las personas que instalen placas solares, usen vehículos eléctricos, utilicen el transporte público o la bicicleta. También podrían instalar cargadores que funcionen y sean de titularidad pública con facilidad de uso y no tanta tarjeta y burocracia.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here