Casi, casi podríamos asegurar que sí, que este es el patinete eléctrico más pequeño del mundo. Se llama Walkcar, es obra de Cocoamotors y mide lo mismo que una tablet (de 13 pulgadas).

Si te digo que mide lo mismo que una tablet de 13 pulgadas, seguro que apoyas la teoría de que este es el patinete eléctrico más pequeño del mundo. Las similitudes con este dispositivo móvil no quedan solo en las dimensiones, también en la apariencia: plano y rectangular.

El Walkcar de Cocoamotors mide 74 mm de alto y pesa 2,9 kilos. Aunque parezca increíble, el motor está escondido en una de sus ruedas. Y aunque sea pequeño en dimensiones, no lo es en prestaciones.

La potencia nominal de este Vehículo de Movilidad Personal (VMP) es de 260 W pero sus creadores aseguran que puede llegar a picos máximos de 600 W. En modo normal, la velocidad máxima puede llegar a 10 km/h; pero tiene una segunda función, Sport, que aumenta el pico de velocidad hasta 16 km/h.

El Walkcar se maneja como cualquier otro hoveboard: utilizando la inercia del cuerpo. Pero dicen que el control es sencillo gracias al sistema de suspensión independiente y la estructura que permite ángulos de inclinación de hasta 10 grados.

La pega del patinete eléctrico más pequeño del mundo: la autonomía

Pero ser tan contenido en espacio tiene sus pegas y es que no puede tener una batería grande lo que supone que la autonomía es bastante contenida: entre 5 y 7 km según las cifras oficiales. A cambio, cuando esta se acabe lo puedes guardar en la mochila.

 

La carga completa requiere un tiempo de espera aproximado de una hora.

Queda un dato: el precio. El Walkcar cuesta 1.600 euros. La buena noticia es que tienes tiempo para ahorrar porque, de momento, solo está a la venta en Japón.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here