emisiones

El Parlamento y el Consejo Europeo han alcanzado un acuerdo provisional acerca de los objetivos revisados de reducción de las emisiones de CO2 para los turismos nuevos y los vehículos comerciales ligeros. Así, se prohibirá la venta de coches y furgonetas nuevas con motor de combustión a partir de 2035.

Los negociadores de la Unión Europea lograron un acuerdo con los Estados miembros sobre la propuesta original de la Comisión de alcanzar la movilidad vial de cero emisiones para 2035 (un objetivo de toda la flota de la UE para reducir las emisiones de CO2 producidas por los turismos nuevos y los vehículos comerciales ligeros en un 100 % en comparación con 2021). Se trata del primer acuerdo del paquete Fit for 55 y una clara señal antes de la Conferencia sobre el Cambio Climático COP27 de Naciones Unidas.

Evaluación de las emisiones del ciclo de vida y avances hacia la movilidad vial sin emisiones

El Parlamento ha logrado introducir una metodología para la evaluación y la notificación de datos de las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida de los turismos y furgonetas vendidas en la UE. La Comisión presentará esta metodología a más tardar en 2025, acompañada de propuestas legislativas cuando proceda.

Del mismo modo, la Comisión también publicará un informe antes de finales de 2025, y posteriormente cada dos años, para evaluar los avances hacia la movilidad vial sin emisiones. Este análisis repasará el impacto en los consumidores y el empleo, el progreso en la eficiencia energética y la asequibilidad de los vehículos de cero y bajas emisiones, así como información sobre el mercado de vehículos de segunda mano.

Adaptación de los valores límite de emisión a las emisiones reales

Por otro lado, la Comisión Europea también informará anualmente de la diferencia entre los valores límites de emisión y los datos reales sobre el consumo de combustible y energía, con el objetivo de ajustar las emisiones medias específicas de CO2 de los fabricantes a partir de 2030.

Financiar la transición a la movilidad eléctrica

Según el acuerdo, la financiación existente de la UE debe canalizarse hacia la transición a vehículos de cero emisiones y tecnologías relacionadas, y especialmente hacia las pymes a lo largo de la cadena de suministro automotriz y las regiones y comunidades vulnerables.

La nueva normativa también contempla que el mecanismo de incentivos para los vehículos de emisión cero y de baja emisión («ZLEV») se revise con un valor de referencia más alto para garantizar que se ajusta a las tendencias actuales de ventas y ofrece vehículos asequibles de cero emisiones en el mercado de la UE.

Asimismo, los fabricantes responsables de pequeños volúmenes anuales, (1.000 a 10.000 coches nuevos o 1.000 a 22.000 furgonetas nuevas) podrán recibir una excepción hasta finales de 2035. Hay que destacar que los fabricantes con menos de 1.000 matriculaciones de vehículos nuevos al año siguen estando exentos.

Por último, las normas vigentes para el etiquetado del consumo de combustible y las emisiones de CO2 de los automóviles deben revisarse antes de finales de 2024.

Declaraciones

El ponente Jan Huitema, de Renew NL, señaló:

“Con estos objetivos, creamos claridad para la industria automotriz y estimulamos la innovación y las inversiones para los fabricantes de automóviles. Además, comprar y conducir automóviles de cero emisiones será más barato para los consumidores. Me complace que hoy hayamos alcanzado un acuerdo con el Consejo sobre una revisión ambiciosa de los objetivos para 2030 y hayamos apoyado un objetivo del 100 % para 2035. Esto es crucial para alcanzar la neutralidad climática para 2050 y hacer que la conducción sin emisiones sea más asequible”.

Te puede interesar

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí