Aiways ha fijado un firme compromiso con la sostenibilidad que va mucho más allá de la ampliación de su gama de coches eléctricos. La compañía quiere que el suyo sea un negocio con una huella mínima de carbono desde el principio hasta el final.

Cuenta, para ello, con un plan de producción sostenible que se puede dividir en varias fases.

1. Industria 4.0

La planta de producción de Aiways fue construida junto con Siemens según el estándar de la Industria 4.0.

“Todos los pasos del proceso de construcción de esta fábrica se desarrollaron y optimizaron teniendo en cuenta la compatibilidad medioambiental y la conservación de los recursos”, explican desde Aiways. “Desde la manipulación de los productos químicos en el proceso de pintura hasta el tratamiento de aguas residuales y la optimización de la frecuencia en la red eléctrica interna de la planta”, añaden.

2. Energías renovables

Otra de las prácticas de la fábrica de Aiways para hacerla más eficiente y sostenible es el uso de energías renovables para los procesos que requieren el uso de agua caliente.

El sistema de energía solar térmica de la fábrica inteligente de Aiways tiene una producción media diaria de 130.000 litros de agua caliente, que se calienta a 48°C y se utiliza no solo en el proceso de producción sino también en los edificios administrativos.

Además, hay un sistema fotovoltaico con un rendimiento anual de 16 megavatios hora, que equivale a la carga inicial de más de 250.000 Aiways U5 y U6.

3. Reciclaje de baterías Aiways

Una de las ventajas que ofrece la plataforma MAS de Aiways reside en la modularidad de sus componentes.

“La estructura de sándwich de la batería, en particular, es perfecta para el reciclaje permitiendo extraer todo el paquete de baterías sin esfuerzo y retirar los módulos individuales sin complicaciones”, aseguran desde la marca.

“Las ventajas también se aplican a la unidad de accionamiento, que combina motor, inversor, reductor de velocidad y unidad de control en una sola carcasa”, añaden.

Para aumentar la eficiencia de las baterías al final de su vida útil, Aiways se está aliando con diferentes empresas en cada mercado europeo para garantizar tanto el reciclado de sus componentes como el aprovechamiento de los recursos de los materiales utilizados en sus vehículos.

“Esto se aplica no solo a la recogida de los vehículos al final de su vida útil, sino también a las baterías dañadas de los vehículos accidentados”, señala el Dr. Alexander Klose, vicepresidente ejecutivo de operaciones en el extranjero de Aiways.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí