Hasta el 2020, está prevista la entrada en funcionamiento de otros 300 puntos de IONITY en Europa.
IONITY ha inaugurado su punto de carga número 100 en Noruega. Hasta el 2020, está prevista la entrada en funcionamiento de otros 300 puntos de IONITY en Europa.

La red de carga europea Ionity actualiza sus tarifas. Si hasta ahora tenía una tarifa plana que permitía recargar cualquier coche eléctrico por ocho euros sin importar el modelo o el país, a partir del 31 de enero el precio será de 0,79 euros por kWh.

Las nuevas tarifas de Ionity han generado polémica porque, a 0,79 céntimos por kWh, recargar la batería en cualquiera de sus puntos será bastante más caro que en el resto de estaciones de carga, al menos en España.

La web Hipertextual ha recabado los precios actuales de los proveedores que permiten la carga de vehículos eléctricos en España por encima de una potencia de 50 kW. De la más barata, a la más cara, quedan así:

  • Easycharger (Nissan): 0,15 kWh
  • Tesla Supercharger: 0,29 kWh
  • Iberdrola: 0,30 kWh
  • Easycharger: 0,30 kWh
  • EDP: 0,36 kWh
  • Cargacoches: 0,38 kWh
  • EMT Madrid: 0,40 kWh
  • GIC: 0,45 kWh
  • Wenea: 0,45 kWh
  • Repsol: 0,47 kWh
  • Endesa X: 0,49 kWh
  • Ionity: 0,79 kWh

Para ser justos hay que leer la letra pequeña de las nuevas tarifas de Ionity que establece que los precios se actualizan para quien no tiene contratado una tarifa de carga especial con alguno de los fabricantes que integran el consorcio: Audi, Volkswagen, Porsche, BMW, Mercedes-Benz, Ford y desde hace poco, Kia y Hyundai).

Ionity: 200 cargas operativas en Europa

La red de carga rápida europea cuenta con 200 estaciones operativas en toda Europa. En España, la primera estación de carga ultrarrápida fue la de Pallejá, a 10 km de Barcelona, operativa desde octubre de 2019.

Arranca la segunda fase de implantación de Ionity

El plan es que una vez finalice el despliegue sean más de 20 las estaciones de Ionity disponibles en la Península Ibérica. En todas ellas, habrá puntos de carga de hasta 350 kW.

Los conductores noruegos, los más enfadados

La asociación noruega de coches eléctricos Norsk Elbilforenig ha sido la primera en mostrar su enfado. Denuncia que a pesar de que la electricidad es mucho más barata que los combustibles fósiles, con los nuevos precios de Ionity recargar un coche eléctrico va a ser casi más caro que llenar el depósito de un vehículo de combustión. Hay que aclarar que en Noruega las nuevas tarifas de Ionity elevan el precio del kWh a 0,85 euros.

“Pudiera parecer que la industria automotriz alemana no comprende la influencia del mercado noruego de automóviles eléctricos”, ha dicho la secretaria general de Norsk Elbilforenig, Christina Bu, en un comunicado oficial.

“Tal nivel de precio a cobrar no tiene precedentes, y en la práctica significa que Ionity tiene un precio más alto que los combustibles fósiles”, continúa. Y pronostican: “Ionity se está sacando a sí misma del mercado, lo que resultará inevitablemente en un menor número de consumidores”.

Desde Ionity se excusan argumentando que se quieren centrar en el mercado premium. Recuerdan que no ponen veto a conductores de todas las marcas, pero que los clientes de las marcas integradas en Ionity tendrán precios especiales si contratan una suscripción.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here