Nikola Motors.
Nikola Motors.

Nikola Motors anuncia que en otoño del 2020, en Nikola World, dará a conocer su revolucionaria tecnología de baterías. No sólo duplicará la autonomía, sino que su coste será un 50% menor. Además la compañía estadounidense está dispuesta a compartir su tecnología.

La empresa de Arizona, Nikola Motors, fabrica camiones de hidrógeno, estaciones de hidrógeno, transmisiones y componentes, otros vehículos eléctricos y de hidrógeno, además de baterías. La propia compañía anunció hace pocos días una nueva tecnología de baterías, siendo su nota de prensa casi entusiasta. Lo cierto es que si finalmente llega a hacerse realidad, habremos saltado de golpe varios años de investigación. Imaginemos cualquier vehículo eléctrico y su autonomía… pues la podríamos multiplicar por dos.

Entre otras cosas, dicen, esa tecnología incorpora el primer electrodo autoportante, con un cátodo que tiene 4 veces la densidad de energía del ion-litio. Pero, también, la nueva batería elimina el material aglutinante y los colectores de corriente, consiguiendo un mayor almacenamiento  de energía. 

Increíble pero cierto

Asimismo, la compañía afirma que las pruebas han demostrado que la batería admite 2.000 ciclos de carga con un rendimiento aceptable.

Pero hay más. La batería costará un 50% menos que una de iones de litio. Cuando Nikola lanzó la nota de prensa aventuró que el coste se reduciría gracias a la eliminación de algunas materias primas.

Por si todo esto fuera poco, explicaban:

“La nueva tecnología celular de Nikola es ecológica y fácil de reciclar. Si bien las celdas convencionales de iones de litio contienen elementos que son tóxicos y costosos, la nueva tecnología tendrá un impacto positivo en los recursos de la tierra, los vertederos y las plantas de reciclaje”.

Para rematar el asunto, la compañía afirmaba estar dispuesta a compartir su tecnología con otros  OEM (fabricantes de equipo original), lo que ya resulta del todo asombroso. La causa de esta actitud, aseguraban, radica en los beneficios que puede generar la batería para la sociedad y el medio ambiente.

Trevor Milton, CEO de Nikola Motors añadía en el comunicado:

“Este es el mayor avance que hemos visto en el mundo de las baterías. No estamos hablando de pequeñas mejoras; estamos hablando de duplicar la capacidad de la batería de su teléfono celular. Estamos hablando de duplicar la gama de BEV y vehículos eléctricos de hidrógeno en todo el mundo”.

Nikola One
Nikola One

Beneficios de la nueva tecnología de Nikola Motors

La enumeración de esos beneficios es así, según la compañía:

  • Los camiones eléctricos con batería de Nikola ahora podrán conducir 800 millas (1.287 km) completamente cargados antes de recargar la batería.
  • Los camiones Nikola podrán pesar 5.000 lbs. menos (2.268 kg menos) que la competencia con el mismo tamaño de batería.
  • Los camiones de pila de combustible de Nikola podrán superar 1.000 millas (1.609 km) entre paradas y recuperar la capacidad en 15 minutos.
  • La primera batería automotriz de electrodo independiente del mundo.
  • Densidad de energía de 1.100 Wh/kg a nivel de material y de 500 Wh/kg a nivel de celda de producción. Más del doble de celdas de batería que las de iones de litio actuales.
  • Más de 2000 ciclos de carga con un rendimiento aceptable al final de la vida útil
  • 40% de reducción en peso en comparación con las celdas de iones de litio
  • 50% de reducción de costes de material por kWh en comparación con las baterías de iones de litio

Aclarando algunos puntos

Un par de días después de que Nikola lanzara la noticia, la compañía amplió algunos datos a Insideevs.com, la web estadounidense.  El asistente ejecutivo del CEO de Nikola, explicó:

“La composición del material de la batería no se ha anunciado, pero contiene litio. Hemos eliminado la mayoría, si no todo, el níquel, el cobalto, el aluminio y el magnesio”.

Lo cierto es que estas explicaciones, aunque escasas, son un gran punto de partida. Especialmente importante es el hecho de que no necesiten cobalto o níquel. El problema de la procedencia de ambos, en cuanto a los países que lo extraen, dejaría de ser tal. Especialmente por lo que a la mano de obra infantil se refiere.

Nos quedamos en un “sinvivir” con tanta incógnita. ¿Será cierto?

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here