Las cocheras de La Elipa, el barrio de Ciudad Lineal, han cerrado tras décadas prestando servicio. Serán restauradas y se convertirán en un macro centro de operaciones para la flota de autobuses eléctricos de Madrid

Es habitual ver a los dirigentes en actos de inaguración; no tanto en los de cierre. Sin embargo la presencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, estaba más que justificada en el acto de clausura de las actuales cocheras de La Elipa ya que cesan su actividad para convertirse en un nuevo referente.

Con más de 40.000 metros cuadrados, las instalaciones del Centro de Operaciones de La Elipa de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid se van a convertir en un macro centro de operaciones para la flota de autobuses eléctricos municipales.

El regidor madrileño ha asegurado que la clausura de la base que fue inaugurada en 1971 no afectará al servicio ni a los usuarios, pero sí significa el “punto de inflexión para transformar este espacio en un referente en el sistema de dotaciones logísticas del transporte urbano a nivel nacional e internacional”.

La actuación ha supuesto el traslado de más de 1.240 personas, 315 autobuses y todos los recursos materiales y técnicos necesarios para el funcionamiento de las 36 líneas de La Elipa.

Macro centro de operaciones para autobuses eléctricos

Las cocheras de La Elipa volverán a abrir sus puertas en el futuro para operar con una flota de autobuses completamente eléctrica.

Con un presupuesto de 115 millones de euros, tendrán una capacidad de aparcamiento para 318 autobuses, 20 articulados, siendo todos ellos cero emisiones. La potencia eléctrica que se instalará para canalizarla hasta los pantógrafos invertidos de carga rápida será muy superior a la del resto de los centros de operaciones de la EMT.

Sostenibilidad como prioridad

En el diseño del próximo centro logístico se han priorizado criterios medioambientales como la instalación de una cubierta fotocatalítica de 34.000 m2 con efecto descontaminante de descomposición de óxidos de nitrógeno (NOx).

La futura instalación consumirá energía de origen renovable producida por la totalidad de los paneles fotovoltaicos que se instalarán en el tejado.

El Centro de Operaciones de La Elipa contará con una singular fachada vegetal permeable de más de 1.100 m2 que le permitirá mimetizarse y ser respetuosa con el entorno. Además, al situarse junto a viviendas cercanas reforzará su aislamiento acústico.

Asimismo, dispondrá de una plataforma de estacionamiento para autobuses de 32.200 m2 con plazas dispuestas en todo su perímetro y en calles. En el costado norte de la parcela, se situará el edificio de talleres de 6.180 m2 que tendrá diferentes áreas: mecánica, chapa, electricidad, pintura, lavado e ITV.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here