Formado el nuevo Gobierno, es hora de preguntar: ¿cuántos de los nuevos diputados conducen un coche eléctrico? 

Tras hacer repaso a los retos eléctricos del nuevo Gobierno, damos por sentado que en esta legislatura Pedro Sánchez y su equipo abogan por la movilidad en general y las nuevas formas eficientes, en particular. Apoyamos esta teoría en hechos como que Transición Ecológica sea ahora una vicepresidencia (con Teresa Ribera como titular). También que el Ministerio de Fomento haya desaparecido para dar paso al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, con José Luis Ábalos (hasta ahora ministro de Fomento) al frente.

Teresa Ribera

¿Cómo de concienciados con la movilidad eficiente están los ministros del nuevo Gobierno?

Si como vara de medir tomamos los vehículos que conducen, la cosa pinta mal… Hemos revisado las declaraciones de bienes de los ministros que han jurado cargo para esta legislatura y hemos comprobado que ¡ninguno de ellos dice tener coche eléctrico!

  • José Luis Ábalos, ministro de transportes, movilidad y agenda urbana. Declara un Toyota RAV4 de segunda mano matriculado en 2013
  • Carmen Calvo, vicepresidenta primera. Nissan Micra, de 2006.
  • Pablo Iglesias, vicepresidente segundo. Además de una moto de 2012, Iglesias ha declarado que compró un coche en 2019. Dice que es un turismo, pero en su declaración de bienes no especifica ni marca, ni modelo
  • Nadia Calviño, vicepresidenta encargada de coordinar los asuntos económicos y transformación digital.Por razones que desconocemos, no consta su declaración de bienes.
  • Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Dos coches tiene, un Peugeot 307 (2007) y un Peugeot 5008 (2011)
  • María Jesús Montero, portavoz. Se lleva al título a la ministra con el coche más viejo: un Nissan Primera del año 2000
  • Isabel Celaáministra de Educación y Formación Profesional. De los pocos nombres con etiqueta ECO del Gobierno: conduce un Toyota Yaris híbrido de 2017.
  • Pedro Duque, ministro de Ciencia. El astronauta del Congreso no declara coche; en el apartado de “vehículos, embarcaciones y aeronaves” solo cita una barca
  • Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior. El magistrado dice tener dos coches en el garaje, ninguno eléctrico: un BMW X3 matriculado en 2015 y un Mini Cooper D, que compró en 2017
  • Reyes Maroto, ministra de Industria. Declara como vehículo privado un Kia Ceed de 2015.
  • Arancha González Laya, ministra de Exteriores, UE y Cooperación. Es una de las incorporaciones del nuevo gobierno, pero todavía no ha declarado sus bienes
  • Margarita Robles, ministra de Defensa. Su coche, un Hyundai Getz de 2002, es el segundo más viejo de este listado
  • José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones.Otro recién llegado al que tenemos que dar tiempo para preparar su declaración de bienes
  • Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. Posiblemente el diputado con el currículum más largo, conduce un Volvo S60 de 2011
  • Salvador Illa, ministro de Sanidad. Entre sus deberes: presentar declaración de bienes para que veamos qué coche (o coches) tiene
  • Alberto Garzón, ministro de consumo. No tiene coche
  • Irene Montero, ministra de Igualdad. Tampoco ha hecho declaración (por ahora)
  • Yolanda Díaz, ministra de Trabajo. Declara dos coches de propiedad compartida al 50%: un VW Golf de 2014 y un VW Touran de 2017
  • Manuel Castells, ministro de Universidades. Otro recién llegado, démosle tiempo para declarar bienes
  • Carolina Darias, ministra de Política Territorial y Función Pública. Lo mismo que Castells
  • José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de cultura. Lo mismo Darias y Castells
  • Juan Carlos Campo, ministro de Justicia. Declara un Mercedes 220 que compró hace tres años

Ni los ministros, ni los diputados…

Un repaso a las declaraciones de todos los diputados que forman el nuevo Congreso (350 en total) muestra que más de 20 de los coches o motos declarados están matriculados antes del año 2000; eso significa que no tienen etiqueta medioambiental de la DGT (ojo, que no pueden entrar con ellos a Madrid Central...).

La declaración de bienes de nuestros políticos pone de manifiesto que, al menos en lo que a movilidad se refiere no predican con el ejemplo. Ellos nos piden que cambiemos de coche, que compremos un eléctrico, pero conducen modelos altamente contaminantes.

Por si alguno o alguna se anima a cambiar, le animamos a que visite nuestra Guía de Coches Eléctricos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here