Mañana, 1 de junio, entran en vigor los últimos cambios en la ITV anunciados para 2021. No hay una normativa específica que afecte a los vehículos eléctricos por lo que, de momento, la prueba será siendo la misma que para los modelos de combustión, con mayor atención a elementos como el ABS y sin prueba de emisiones

El primer día de junio entra en vigor la nueva revisión del Manual de Procedimiento de ITV (la versión 7.5.0); que incorpora los cambios reglamentarios necesarios para adecuar la inspección técnica de vehículos a las nuevas tecnologías. Además, el texto especifica de una manera más clara y precisa algunos procesos de revisión para los operadores de ITV.

Las tres novedades de la nueva ITV

AECA-ITV, resume las tres principales novedades:

  • El cambio en la gravedad del defecto de no funcionamiento del ABS cuando no es obligatorio llevarlo. A partir de ahora, el que el sistema antibloqueo de frenos presente algún tipo de fallo pasa de considerarse un defecto leve a un defecto grave
  • El posible desprendimiento de los espejos retrovisores también pasa a considerarse como un defecto grave
  • Además, se establece la posibilidad de comprobar los datos del permiso de circulación por medio del Registro General de Vehículos de la DGT en caso de no ser presentado éste en la estación ITV

Foto: División ITV de TÜV SÜD España.

Dicho esto, es importante recordar que los defectos graves en la ITV generan un rechazo de la inspección e inhabilitan al vehículo para circular por las vías públicas excepto para su traslado al taller. Una vez subsanados los fallos, el vehículo debe volver a la estación para someterse a una nueva inspección en un plazo no superior a dos meses (no es necesario que sea a la misma en la que realizó la prueba en primera instancia).

Cambios en la ITV por el Brexit

La nueva ITV se adapta también a los cambios que supone el Brexit. “A partir de ahora, en el caso de los vehículos procedentes de Reino Unido que se quieran matricular en España con posterioridad al 31/12/2020, se considerarán vehículos procedentes de terceros países (países no pertenecientes al Espacio Económico Europeo)”, explica AECA-ITV.

Supone esto que estos vehículos tendrán que cumplir todos los requisitos necesarios para la matriculación e importación. Además, las homologaciones de vehículos otorgadas por el Reino Unido a partir de la fecha indicada, no tendrán validez como homologación europea perdiendo todos los beneficios que ello supone desde el punto de vista de documentación y simplicidad de tramitación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí